miércoles, 2 de julio de 2008

Regreso a Atitlán

P1010049

Algunos lectores de este blog (no deja de sorprenderme que existan y persistan) ya sabrán que el año pasado se me presentó la oportunidad de viajar a Guatemala, concretamente a conocer de primera mano la realidad del maravilloso (adjetivo cursi pero insustituible) pueblo de Santiago Atitlán, en el departamente de Sololá. Participé al igual que otros 200 jóvenes en un programa de sensibilización y formación en cooperación internacional impulsado por el Instituto de la Juventud de Castilla-La Mancha y la Fundación Castellano-Manchega de Cooperación. En mi caso bajo el paraguas y de la mano de EMIS (Educación por un Mundo Igualitario y Sostenible). Como de bien nacidos es ser agradecidos (pese a que me sacaron mediante forces y cesárea del útero de mi madre), a todas estas instituciones: gracias.
En las crónicas de aquellas vivencias quedó más o menos reflejado lo que todos los sentidos que supimos activar recogieron, aunque se hizo corto, demasiado corto como para conocer aquella realidad. También desde entonces algunos habrán advertido las continuas referencias que se han venido produciendo en este blog sobre lo que ha sucedido en el país centroamericano. Otros, los más cercanos, habrán sufrido probablemente el bombardeo a base de continuas referencias que en este año he hecho en multitud de conversaciones.

Ahorita, 12 meses después, se nos ha presentado una nueva oportunidad que, independientemente de cómo se desarrolle, agradeceremos siempre enormemente a quienes la hacen posible. Desde primeros de julio hasta finales de septiembre dormiremos, comeremos, recorreremos, observaremos, escucharemos, oleremos otro mundo realmente distinto. Cuando estéis leyendo estas líneas estaré probablemente sobrevolando el Atlántico (si no sumergido en él).

Lo que uno aporte (cada vez lo tengo más claro) no es probablemente lo más importante. Será la huella que quede en el viajero y la capacidad de transimitir a la vuelta esas emociones, injusticias y maravillas de la cultura, de las personas y de la Naturaleza lo que podrá hacer reflexionar y actuar en consecuencia a uno mismo y a otros cuantos desde el llamado Primer Mundo. Es más, la varita mágica para hacer desaparecer la (extrema, inaceptable, brutal, aberrante, sideral, conflictiva, creciente, gigantesca, indigna, injusta, lesiva, inhumana, ilustrativa, insostenible, excluyente, interesada, dogmática…pero por lo visto insuficiente) desigualdad del Mundo la tenemos aquí, en el Norte, aunque nos cuesta horrores ir a buscarla y hacer uso de ella; aunque nos interese creer que no existe.

Tres de los mandamientos del cooperante (aunque ni de lejos me puedo considerar uno) son evitar el norte-centrismo en los análisis y en la conducta, comprender a la cultura local y reconocer que cooperar es aprender. Por eso, para terminar con esta entrada le he pedido a los amigos Black Wizard y Chris de Ciudad de Guatemala que sean ellos quienes opinen aquí libremente sobre lo que ellos consideran que se espera allí de la gente con voluntad de cambio en los países del rico norte. Les dejo con ellos:

"Vos venis con tus euros a mitigar el hambre, aqui no solo hay hambre, aqui hay guerra, aqui hay sangre, aqui las calles todavia se quejan de alguna vez cuando tus ancestros vinieron a masacrar y a saquear nuestras tierras.... pidieron perdon? no lo creo. Hoy venis con coperación no sere yo, no sera el, no sera nadie que te diga que no, si tenes voluntad veni y ayuda, este país navega en el hambre, vive en la ignorancia y se pierde en la desesperación. Si venis con coperación asegurate que esta llegue a quien la necesita, pues mucha gente de clase alta en este país vive de ONGS y fundaciones que aparentan ser coperación y realmente es el modus vivendi de sus lujosas vidas. Si venis con coperación date a la tarea de ver que detras de la infantil sonrisa del necesitado encontraras la recompensa mas pura que este país te puede dar, que si confias en el gobierno vas cagado por que esos son los primeros en robar, veni ayuda, veni copera, date cuenta que 500 años de invasion española tienen secuelas milenarias, veni y se testigo de lo que paises como el tuyo llaman "subdesarrollados" veni y se testigo que aqui aunque estemos entre la mierda sabemos compartir, sabemos aun ante esta obscuridad sonreir, veni y se parte de este mundo que entre su carencia aun asi lucha por ser felíz. Si venis con coperación dale veni y dala a manos llenas, partite el alma con nosotros para un país mejor, dale sos bienvenido a este mundo donde lo que faltan son manos para alimentar al hambriento. Si venis con coperación, asegurate de no ser titere del sistema, aqui la coperación a veces essinonimo de voluntad politica, no caigas en el engaño y se parte del cambio, veni y ayudanos, al fin y al cabo españoles y americanos resultamos ser hermanos."

Black Wizard

...........................................................

La cooperación internacional en Guatemala me parece una gran ayuda para el desarrollo del país. Cuando comenzó a venir la ayuda ofrecida de Europa y otros países, a mediados de los noventas, se crearon muchas instituciones planificadoras y ejecutantes de toda clase de proyectos, desde sistemas de riego, saneamiento de desagües y sobre todo, a colaborar con la investigación social, inyectando fondos y enviando especialistas.

Con los años, la opinión pública, sobre todo de derecha, comenzó a condenar a la cooperación europea, por enfocarse en temas sociales y de desarrollo para las comunidades, de allí la famosa frase “dejen de inmiscuirse en los asuntos internos de nuestro país” razonamiento que yo considero falso, pues sus centros de estudio, “think tanks” y catedráticos invitados, todos vienen de la cooperación internacional también, en este caso básicamente de Estados Unidos.

Yo estoy de acuerdo con que siga viniendo cooperación, quisiera que fuera mucho más efectiva y eficiente, conocí de varios proyectos en Santiago Atitlán, como el Hospitalito, con doctores estadounidenses y por toda la campiña se observa ayuda italiana, española, alemana, de la Unión Europea en sí, de los coreanos, taiwanesas y japoneses.

En cuanto a las críticas del robo a la soberanía, la falta de sensibilidad de algunos coordinadores de proyectos y a los fines ulteriores de esta cooperación (como la norteamericana y la cubana) pienso que deben sobre todo ser muy cuidadosos y lograr una sensibilidad sobre lo que buscan hacer acá y lo que quieren dejar para el futuro.

Tristes ejemplos se dan en Panabaj, en el mismo Santiago y acá en Ciudad de Guatemala, de gente afectada por desastres naturales que se han acostumbrado a recibir ayuda gratuita, la cooperación debería ayudar a la sociedad civil, a los órganos fiscalizadores de ésta para mantener una presión sobre la ejecución de proyectos en las municipalidades, gobernaciones y superiores instituciones gubernamentales.

Necesitamos levantar al país y muchos aducen que eso nunca se logrará si no se nos deja a nuestras propias fuerzas resolver las distintas problemáticas, simplemente yo creo que la cooperación, al igual que el acontecer nacional, debe evolucionar, de un primer momento de ayuda masiva a el recorte y desilusión ante la falta de acciones guatemaltecas concretas para el cambio de las cosas (caudillismo local, paralización de reformas legales, desviación o malversación de fondos) y ser más proactivos, reconocer sus límites y sobre todo dejar una huella de amistad y compromiso en estas tierras.

Reconstruir el tejido social, ayudar en la productividad rural, regalar carreteras, puentes y becas suena muy bien.

El proteccionismo arancelario de Estados Unidos y las medidas que se están tomando en el tema en la Unión Europea, sobre la lucha por el precio de importación de la penca de banano, el desastre que ha resultado ser para la mayoría el TLC con Estados Unidos y el probable esquilme que se nos viene también con el Acuerdo de Asociación CA-UE dejan pensando que en realidad la cooperación es una farsa, que esos grandes acuerdos comerciales de regulación comercial nos harán más pobres acá, hagamos lo que hagamos.

El acuerdo de asociación, la cooperación europea debería estar dirigido a una masiva ayuda hacia Centroamérica, yo personalmente soy eurófilo pues el abrazo del águila gringa no nos ha traído nada bueno, pero Europa parece traicionar sus valores fundamentales en los que basaron su unión, relegándonos para siempre a depender de la famosa cooperación.

Espero no se de y que esta misma ayuda sirva para lavarnos la cara y salir adelante como región.

Gracias por leer.
Cristián Guerra (Tokoloshe Chapin)

10 comentarios:

Burdon dijo...

Si no tuviera una hipoteca que me estrangulara hasta los sesos, ten por seguro que me gustaría ir, pero más que a ayudar, sería para aprender como bien dices. Creo que la gente que va a ayudar a esos países con ayudas de ONGS ayudan, aportan algo, pero sobre todo es eso, vuelven con una impresiones, unas vivencias que deben marcar tu forma de ser y tus futuras acciones.

Suerte, y vuelve para contarlo.

Chris Warfield dijo...

No sabia que para ponerlo en el blog era lo que pediste!!! uff perdon si esta muy largo o serio, pero espero haya servido y muchas gracias por publicar la opinión.

Recibido con brazos abiertos virtuales y seguramente por muchisimos mas de carne y hueso allá a donde vayas en la lluviosa area rural chapina.

Desde las afueras de la Capital
Chris

El Dilema dijo...

interesantes las opiniones

Zinar Ala dijo...

SI TUVIERA LA RESIDENCIA ME HUBIESE GUSTADO ESTAR DE COOPERANTE.
Pero, mejor no quitar una plaza de los españoles, que vayan a ver la cruda realidad in situ. esta foto me recurda el mercado de los kurdos en Siria. Saludos al pueblo guatemálteco.

Y a ti nuestro embajador manchego.

Zinar Ala de La Mancha.

nata dijo...

Pues "imagina que el rumbo dependiera sólo de ti" y dale con fe. Personas como tú hacen que el mundo tenga un poco más de sentido.

Y seguro que personas como chris y la otra persona de cuyo nombre no me acuerdo (sorry)revitalizan Guatemala.

Ais, me duele el mundo.

¡Buen viaje! Espero crónicas

Dada dijo...

me quedo con tus palabras.
vengo ahora de ponerme mis trescientas vacunas para irme a Perú.
preparo mi mente más que mi cuerpo.
Y ante todo, preparo mi corazón para que como una esponja absorba todo lo que los chavales de allí me enseñarán. dejaré de ser profesora para convertirme en alumna emocionada.

Me emociona tu regreso a guatemala.

Nos veremos al regreso.

Un beso enorme, amigo.

La Mar y sus conchas dijo...

Qué envidia me das... pero qué bueno volver a ver en tus ojos esas imágenes... esos colores... esa gente...

No te preocupes. Si no lo has hecho aún, mañana, cuando te despiertes, tomarás por fin frijol: entero, volteados, en caldo... huevitos revueltos, quesito fresco y platanitos fritos con crema... con café de calcetín: ummmm... desayuno típico guatemalteco... qué rico!

Dice Jose que le traigas un muslo de Pollo Campero... jaja...

Besazos.
No dejaremos de leerte,

Mar.

el llamado perdido dijo...

Ayy, cómo nos acordamos de ti!
espero que estés rebien.

Abrazo transatlántico!

Agnóstico Apático dijo...

burdon, la palabra ayuda en cooperación está prohibida. Se supone que el que ayuda está por encima del receptor de la misma. No es tan así. Nosotros tenemos recursos. Ellos necesidades. Se colabora. Se coopera. Pero sí, estoy de acuerdo con lo que dices, aunque es verdad que hay gente que si aportas muuuuucho mucho. Lo estoy comprobando.

chris, no te preocupes. Disculpa si no avisé de que lo ibas a publicar, espero que no te haya molestado.

La acogida ha sido muy buena. Uno se siente aquí muy cómodo. Gracias.

dilema, interesantes y sinceras, gracias por la visita.

Zinar, ese es el objetivo de todo esto. El objetivo de nuetro programa, que no de la cooperación: sensibilizar. Parece fácil pero es difícil tomar conciencia hoy día del mundo en el que vivimos. Ésta es una manera más de hacerlo. Abrazo.

nata, personas como yo no. Personas como la jefa que me acompaña SI. Estamos a años luz de ella. Hay que aprender.

dada, espero también
en tus crónicas si eres tan afortunada como yo de tener acceso a la red. Suerte!

mar, ya he empezado a comer unos tamales, unos chuchitos acompañado de jamaica. Dile a Jose que de qué color quiere la gallocamiseta.

llamado, con 8 horas de retraso otro abrazo trasatlántico. Y suerte con esas soldaduras.

Anónimo dijo...

y digo yo...no es triste tener que seguir recordando siempre a los que fueron a esas tierras hace mas de 500 años????...no llevan viviendo con sus propios gobernantes que son los que no se ocupan de su propio pueblo????...son los actuales habitantes los mismos de antaño????somos los españoles los mismos conquistadores de entonces????...nunca ire a esos paises a sentir la recriminacion por cosas que nunca hice...y recuerden que los indigenas de norte america,viven en reservas en el pais mas poderoso del mundo...y eso pasa hoy dia en el siglo 21...triste...