viernes, 25 de junio de 2010

Mundial

Empresa de costura de balones deportivos de todo tipo, en Sialkot (Ch. Khawar)

Cada vez menos y sin demasiada excitación, pero me gusta el fútbol. Otra historia es ese espectáculo que se monta alrededor del que es difícil filtrar algo de interés o mínimamente formativo. Más bien es al contrario. Los medios retransmiten anécdotas carentes de valor para entretenernos sin estimular nuestro intelecto u ocultan generalmente todo aquello que puede avergonzar a quienes mueven los hilos del poder. Se nota que han aprendido de la olimpiadas chinas.

Aunque a veces uno encuentra historias diferentes. Hoy mismo he leído que el delantero suizo Blaise Nkufo, del que los rancios comentaristas del primer partido de España resaltaban insistentemente su edad y lentitud, huyó junto a su familia de Zaire (hoy RD del Congo) con la llegada al poder de Mobutu. Es un aficionado al ajedrez, la lectura y la filosofía. En El País también nos cuentan que su compañera no es top model, sino cirujana. Bueno.

Uno de los conflictos más escandalosos que han acontecido durante lo que llevamos de Mundial es, a mi juicio, el que ha afectado a los vigilantes, engañados con sus sueldos. Primero les pagaron con cheques sin fondos; luego un 33% menos de lo acordado. Se manifestaron y fueron despedidos, siendo sustituidos por policía y ejército. Empleo flexible. Todo muy justo y democrático.

También se han dado efectos colaterales en la vecina Namibia, donde han ocurrido más apagones de lo habitual. Al parecer, por culpa del Mundial. Y se ha reavivado el debate sobre la dependencia energética y la construcción de presas y sus consecuencias negativas para los owahimba.

Un aspecto más: casi el 20% de la población sudafricana entre 15 y 50 años tiene SIDA. El gobierno invertirá 4 veces más en el Mundial que en combatir esta enfermedad en dos años. En Canal Solidario, que se ha remodelado recientemente en forma y contenidos (pasen, pasen y lean), también nos cuentan cómo los trabajadores y las trabajadoras que cosen balones de fútbol en Pakistán, India, China y Tailandia continúan siendo víctimas de violaciones alarmantes de sus derechos laborales. La investigación (del Foro Internacional de los Derechos Laborales) encontró que el trabajo infantil sigue existiendo en la industria de Pakistán y, también, en India y China. También hablan del balón Jabulani en un reportaje de Periodismo Humano. Aunque éste otro es más completo en su denuncia de las desigualdades, la marginación y los presupuestos hinchados que se están dando en Sudáfrica, además de las escandalosas primas que se llevarán los fubolistas españoles en caso de victoria.


Mientras se juega el campeonato de fútbol más importante de cuantos existen, hay otra selección que ya está calentando para salir a defender los derechos humanos. Stand Up United es un equipo de 11 defensores y defensoras de los derechos humanos de todo el mundo. Todos ellos tiene una meta común: igualdad, dignidad y justicia para todas las personas. Sus historias merecen ser conocidas.

Me centraré en una de ellas, la de Claudia Lema, directora de Salud Sin Límites Perú, una activista que trabaja para que disminuya el número de mujeres que mueren durante el parto en comunidades indígenas de Perú. Está plenamente comprometida con la labor de prestar apoyo a las mujeres para que presionen al gobierno a fin de conseguir que los servicios de atención a la salud cubran sus necesidades.

En Perú, el índice de mortalidad materna durante al parto es uno de los más elevados del continente americano. Según cálculos de la ONU, por cada 100.000 nacidos vivos mueren 240 mujeres (en España ocurre menos de 4 veces para el mismo número de nacimientos). La mayoría son mujeres indígenas, pobres y de entornos rurales, que mueren porque se encuentran con distintas barreras, como falta de acceso a atención de urgencia, falta de información y carencia de personal sanitario que hable lenguas indígenas.

Esta imagen, tomada por una amiga, es de Santiago Atitlán, Guatemala. En ocasiones las imágenes describen más rápidamente y mejor que las palabras.

Para colaborar con la defensa de este equipo, particularmente con la causa de Claudia, puedes pinchar aquí y aportar tu granito de arena. Un grano no hace granero, pero ayuda al compañero.

jueves, 24 de junio de 2010

¿Seré un hortera?



En Valdepeñas he tomado mis primeros biberones, petit suits, cola caos, cafés y, sobre todo, vinos. Si hablamos de sólidos es allí donde mantengo a mis padres y a mi abuela, donde conservo a algunos de mis mejores amigos y donde cada cierto tiempo unas distendidas raíces me arrastran.

Las fiestas más célebres, las de la vendimia en septiembre, suelen venir señaladas en los calendarios de propaganda que pululan por mi casa. No ocurre los mismo con la feria de agosto, a la que apenas he acudido en los últimos 29 años. Antes tampoco.

Odio los patriotismos y sus absurdas exaltaciones. Y si alguna vez hablo con especial insistencia de la gastronomía o la cultura de mi pueblo no es por orgullo (sentimiento que sólo entiendo cuando se refiere a un producto de uno mismo) sino por tocar las narices o por simple melancolía.

Después de esta (quizás innecesaria) introducción os cuento que esa imagen de arriba que, cumpliendo con todas y cada una de las bases establecidas por el ayuntamiento, ha ganado y luego perdido el concurso de carteles para la feria de 2010, contiene los siguientes textos (que nos ha descifrado la noticia de miciudadreal.es), a ambos lados de la torre de la iglesia (podéis comprobarlo pinchando sobre ella):

“Pero he aquí el quid de la cuestión; de todas formas siempre será igual.
(pero que no se pueden olvidar todas nuestras grandezas, que queremos y amamos).
Es una feria de horteras, que es lo único que hay en este pueblo.
(hablando en términos generales)
Pero hoy en realidad es igual como te lo tomes, acompañado o solo, para estas ciudades tristes.
Para los que salen de fiesta recomendamos: no vamos a hacer un análisis completo, pero sí que sería estupendo empezar por la atracción favorita de todos… todo esto para acabar con esas supuestas reglas escritas por esos “locos” de mierda que solo saben leer y cumplir normas que no llevarán a nada”

Después de leer esto, diría cuatro cosas:

- Aunque no conozco el resto de carteles participantes en el concurso, a simple vista, éste me parece bastante bueno.
- Creo que a la diseñadora le ha faltado creatividad en la crítica y ha resbalado hacia el insulto generalizado. Provocador sí, pero poco elegante e injusto también.
- Me llama la atención que en ningún medio se mencione el nombre de la artista. Sería interesante que saliera del anonimato y, si quiere, se explicara.
- No me parece razonable que el ayuntamiento le haya retirado el premio al descubrir el contenido de los garabatos. A lo hecho pecho.

martes, 22 de junio de 2010

Les tienen miedo porque no tienen miedo

En los años 90 la distribución de la energía fue privatizada en Guatemala. Numerosas organizaciones sociales vienen denunciando desde entonces, especialmente en los últimos años, los precios abusivos que las compañías eléctricas, de capital español, vienen imponiendo, así como los frecuentes fallos en el suministro y los cobros indebidos.

Esto no les ha salido gratis. Varios líderes de estos movimientos sociales, críticos con las trasnacionales y el gobierno, han sido amenazados o asesinados (ocho en los últimos ocho meses). En el departamento de San Marcos la lucha oficial de las organizaciones se ha canalizado a través de la resistencia al pago, aunque también han habido sabotajes a instalaciones de las compañías, lo que ha tenido como consecuencias un aumento de la presencia policial en la zona y, hace unos meses, la petición por parte de cámaras de comercio extranjeras de la declaración de un 'estado de sitio'.

Este reportaje expone la versión de los hechos del Frente Nacional de Lucha, la organización que más se ha significado en la denuncia de las prácticas de Unión Fenosa y contra la privatización de la energía.

Denuncia Caso Union Fenosa en Guatemala from Carlota on Vimeo.

Visto en Quién debe a quién

lunes, 21 de junio de 2010

Honduras

Hace casi un año en Honduras:



Visto en Periodismo Humano.

Muerte a la pena de muerte



Ronnie Lee Gardner fue ejecutado el viernes en la prisión estatal de Utah por el asesinato de dos personas en 1984 y 1985. Gardner eligió ser fusilado antes de que en 2004 esa forma de ejecución fuera sustituida en Utah por la inyección letal, como en el resto de EEUU. Fue el primer fusilamiento en los últimos 14 años.
El reo fue sujetado a una silla de madera. Sobre el pecho llevaba adherido un cuadrado blanco para indicar a los tiradores la posición exacta del corazón. Cinco policías abrieron fuego con rifles Winchester del calibre 30 (uno de ellos llevaba cargada una bala de cera). Estaban situados detrás de una mampara a algo más de siete metros de distancia. Los cuatro disparos causaron la muerte de Gardner de forma instantánea.
Resulta irónico que todos los estados norteamericanos en los que la pena de muerte es el castigo definitivo rechazaran hace tiempo la alternativa del fusilamiento. Hay un convencimiento general de que se trata de una forma bárbara y cruel de aplicar la pena de muerte, a pesar de que la inyección letal ha demostrado en varias ocasiones que no es un método completamente indoloro de matar.
El problema del fusilamiento es que es cruel para los espectadores, que somos todos, no para los condenados. La inyección es un instrumento limpio, quirúrgico y supuestamente civilizado. Permite obviar el hecho de que un hombre es asesinado a manos del Estado. En nombre de la justicia, nada menos.
Las víctimas de Gardner, un camarero y un abogado, fueron asesinadas a tiros. Con la ejecución, ha ocurrido lo mismo. Esa es una molesta coincidencia que en EEUU han intentado evitar.

El fusilamiento (Íñigo Sáenz de Ugarte en Guerra Eterna)

sábado, 19 de junio de 2010

En el talego (Un país como todos [3/7])

Encadenemos en un lugar sin tiempo y con memoria
donde el espacio es un vacío del que no se puede huir
toda nuestra hipocresía.
Rubén

Íbamos tres. La tercera en cuestión, confundida tras poco dormir, pensaba que la Cárcel era un pueblo de Madrid. En realidad hay pueblos más pequeños y allí, en el Centro Penitenciario de Navalcarnero, viven más personas que en muchas localidades españolas.

Una vez resuelto el malentendido, pasamos por los pertinentes controles de seguridad y llegamos a un salón de actos donde fueron llegando por goteo internos de diferentes módulos de la prisión, entre ellos de los conocidos como módulos de respeto. Según se lee en la web de Solidarios para el Desarrollo, la organización que nos invitó a presentar el documental, "los módulos de respeto son una forma de organizar la convivencia dentro de las prisiones, ya que en ellos son los propios internos quienes se comprometen a establecer un "espacio de convivencia". 

Y, efectivamente, la convivencia entre los asistentes parecía muy buena. Me llamó la atención no sólo ese buen rollo entre ellos, sino también sus certeras intervenciones, la profundidad de sus opiniones y que prestaran tanta atención cuando, según nos dijeron, es de las pocas ocasiones en que pueden verse entre internos de diferentes módulos y es harto probable que aprovechen la ocasión para hablar entre sí. Sin duda, esas 20 personas eran más abiertas y respetuosas que la generalidad de la calle.

Parece que el docu les gustó y agradecieron la visita. Nosotros salimos después de casi dos horas satisfechos con la experiencia y muy emocionados. En la última media hora de charla tuvimos la oportunidad de conocer algunas historias, como la de quien se había sacado el título de secundaria en la cárcel y pensaba en proseguir con los estudios o quien contaba su experiencia de tres días de permiso con su hija tras 17 meses sin salir a la calle.

Seguro que tras esos muros, vallas y alambres con púas, se dan experiencias muy diferentes a las que vivimos. Algunas de ellas o, al menos, las cavilaciones y sentimientos que les induce la falta de libertad, las expresan en un blog Rubén y Moisés: ¿Hay alguien ahí?.

sábado, 12 de junio de 2010

Un país como todos (2/7)

Como el pasado sábado, aquí tenéis la nueva entrega de nuestras charlas en la encrucijada ciudadrealeña. Precisamente hoy estamos presentando el documental en la cárcel de Navalcarnero. A la vuelta os contaré.

viernes, 11 de junio de 2010

Himno de la Comunidad de Madrid

Hace unos días me hicieron llegar el Himno de la Comunidad de Madrid...

LETRA HIMNO COMUNIDAD DE MADRID

Yo estaba en el medio:
giraban las otras en corro,
y yo era el centro.
Ya el corro se rompe,
ya se hacen Estado los pueblos,
Y aquí de vacío girando
sola me quedo.
Cada cual quiere ser cada una:
no voy a ser menos:
¡Madrid, uno, libre, redondo,
autónomo, entero!
Mire el sujeto
las vueltas que da el mundo
para estarse quieto.
Yo tengo mi cuerpo:
un triángulo roto en el mapa
por ley o decreto
entre Ávila y Guadalajara,
Segovia y Toledo:
provincia de toda provincia,
flor del desierto.
Somosierra me guarda del Norte y
Guadarrama con Gredos;
Jarama y Henares al Tajo
se llevan el resto.
Y a costa de esto,
yo soy el Ente Autónomo último,
el puro y sincero.
¡Viva mi dueño,
que, sólo por ser algo,
¡soy madrileño!

Y en medio del medio,
Capital de la esencia y potencia,
garajes, museos,
estadios, semáforos, bancos,
y vivan los muertos:
¡Madrid, Metrópoli, ideal
del Dios del Progreso!
Lo que pasa por ahí, todo pasa
en mí, y por eso
funcionarios en mí y proletarios
y números, almas y masas
caen por su peso;
y yo soy todos y nadie,
político ensueño.
Y ése es mi anhelo,
que por algo se dice:

De Madrid, al cielo


Evidentemente, va quedando en desuso, se dicen cosas que otrora se podían decir y ahora no... lo que me hace plantearme, sin duda, si no había en este país más libertad hace 5 lustros que ahora y las cosas se podían decir sin que nadie se escandalizara...

Fuente

martes, 8 de junio de 2010

Huelga

Como he leído twiteado, hoy ha sido más bien un día de protesta contra los sindicatos que contra el gobierno, aunque no faltan razones para ello. Para que os hagáis una idea, en mi centro de trabajo ha secundado la huelga entre el 1 y el 5% de los compañeros. Yo no.

Soy consciente de que al escribir este texto me introduzco en un terreno resbaladizo en el que no me manejo bien, principalmente porque aún mantengo serias dudas sobre cuál era la decisión que personalmente debía haber adoptado hoy. Espero que los comentarios que aquí se dejen sirvan para despejarlas.

Primero he de explicar de qué sí estoy convencido. Y esto es:

- Los recortes sociales van a aumentar la pobreza entre los ancianos y adelgazar el estado social, que ya de por sí está a la cola de la Unión Europea.
- Además las medidas que congelan las pensiones y recortan los salarios de los funcionarios públicos son injustas (además de generar agravios comparativos entre ellos mismos) porque se hace pagar la crisis a quienes no han tenido la principal culpa de ella, dejando impunes a sus autores, cuando había otros posibles ajustes que no tocaran el gasto social y que eran más equitativos.
- Son impuestas por organismos internacionales no democráticos como el FMI, la OCDE o los llamados "mercados" (que son realmente especuladores que dirigen nuestras vidas y que tienen su refugio en los paraísos fiscales), ante los que el gobierno no ha rechistado.
- Es necesaria una movilización de toda la clase trabajadora (quizás una huelga general) para marcar una posición de fuerza que pueda parar la maquinaria neoliberal que se está imponiendo de manera brutal y empujar hacia un cambio de modelo económico.

Pero... ¿era esta huelga la mejor de las opciones? ¿tienen los sindicatos legitimidad y representatividad entre los funcionarios públicos? ¿están los funcionarios dormidos al calor de su estabilidad? Buscando respuesta a estas cuestiones durante los últimos días dediqué algo de tiempo a conocer y contrastar opiniones. Entre ellas, está la de Santiago, profesor de filosofía que se decantaba por no secundar la huelga con las siguientes razones (son extractos de un artículo más completo):

- [...] Después de cuatro millones de parados y no manifestarse ni una vez, ahora convocan una huelga para salvar las apariencias, ya que “cantaría mucho” no movilizarse ante un recorte salarial y social como el que ha caído. Viendo que UGT o CC. OO. viven de las subvenciones del gobierno, lo único que se pretende es que esta huelga sea un día de paseo y banderola sin más consecuencias.
- [...] Al trabajar en un instituto público, los padres de mi alumnado serán gente de clase media (muchos funcionarios como yo) que no tienen la culpa de absolutamente nada. Si, al menos, mis alumnos fueran hijos de banqueros…
La huelga ha sido convocada después de que la medida se aprobara en el Parlamento. [...] ¿Qué sentido tiene manifestarse contra algo que ya ha sido aprobado? Tenemos certeza absoluta de que está huelga no va a cambiar la medida… [...] ¿Qué sentido tiene una protesta contra un sistema regulada por el propio sistema que, además, viendo sus resultados, no cambia el mismo sistema? [...]
- [...] ¿Alguien se creerá que nos movilizamos por el bien de la sociedad y no por nuestro bolsillo cuando hemos estado en silencio todos estos años? Entendería que los empleados del sector privado se sintieran ofendidos por esta huelga. Tristemente, esto consigue enfrentar a los pobres contra los pobres.
A pesar de todo, no quiero que mi no asistencia sea considerada como una victoria por parte del gobierno. [...] Así, un instrumento de protesta, entendido como prensa, es este Blog, reforzando además la idea de que Internet es un medio democrático de comunicación y expresión de ideas (quizá sea la futura forma de hacer política viendo que la tradicional está fracasando).

De estos argumentos, que, junto a un compromiso previo con unos alumnos que no podía anular, me han hecho decantarme por acudir al trabajo, el segundo es el que me parece más dudoso, ya que una huelga inevitablemente causa molestias sí o sí a terceros en cualquiera de los casos. Todos estos puntos vienen rebatidos por otros compañeros en los comentarios del post.

Si os animáis aquí también se puede debatir.

lunes, 7 de junio de 2010

De lereles



El calorcillo veraniego amortiguado por un pedazo de campo con vegetación y algo de agua para refrescarse es un bálsamo para las heridas, incluso para las placas de las anginas. Allí, bajo esas sagradas sombras, aunque rodeado de endemoniados mosquitos, el género humano deja de rebajarse para convertirnos en animales de compañía increíblemente entrañables.

Y, de repente, en un lerele, aparece un grupo celular, de los que han de dejar todo su metal abandonado en los controles de los aeropuertos, y te muestra su maqueta. Y se habla de mezclas, de masters y conciertos. De que los recortes también llegan a los grupos noveles y locales, que ya no son contratados por algunos ayuntamientos.

Luego, un rapero me regala su último CD, recién sacado de la huerta manchega. Emoción. Parece que porque una vez escribí sobre él. Magnífico letrista este Hernán.

Cuando el domingo la parrilla nos miraba temerosa por ser sometida nuevamente a los calores de las brasas, una llamada nos redirige a un pueblecito de Calatrava, donde acabamos haciendo de extras para un videoclip de otro grupo manchego lolailo. Cuando lo saquen en unas semanas, lo publicaremos aquí.

sábado, 5 de junio de 2010

Un país como todos (1/7)

Éste es un país como todos. Sí. Hay tantas razones para considerarlo maravilloso como para salir por patas de él. Cuenta con legiones de patriotas henchidos de orgullo; casi tantos como detractores de sus señas de identidad. La belleza de sus playas, montes y lagos (y Lagunas de Ruidera) es tan grande como la jeta de los que han dispuesto a sus pies toneladas de ladrillos. Como todos, está sometido a las leyes de la física, la química, la genética y el mercado. Es decir, como todos, las borrascas climatológicas y financieras (éstas son las patológicas) mandan igual. Un país con una tasa de artistas y pensadores similar a la frecuencia de políticos corruptos hábiles en el arte de atacar y tensar la cuerda, que no en el de proponer, solucionar y buscar y decir la verdad. Tan pronto se siente uno feliz en esta tierra por disponer de un sistema sanitario público, universal y gratuito como se cansa de llamar a un timbre de un centro de urgencias a medianoche con más 39 de fiebre sin que le abran la puerta. Sí. Eso me pasó hace dos días y me mantiene indignado a la vez que inflamado por culpa de unas inoportunas placas.


En fin, a lo que iba era a presentaros nuevamente el documental que durante bastante tiempo y de manera casi artesanal he elaborado junto al llamado perdido. Esta vez la excusa es que lo estamos subiendo a youtube. ¡Cómo nos hemos podido permitir el lujo de no colgarlo antes!. ¡Si es la videoteca más grande del mundo!. Allí donde podrán visionarlo todos aquellos que deseen visitar Ciudad Real, la Mancha, España y prevenir antes que curar. Vale, aquí me he sobrado.

Y lo diferente es que viene diseccionado en siete partes.

Se nota que esto se acaba. Quedan pocos de los generosos protagonistas del docu por estos lares. Nosotros seremos los siguientes. Aunque después de este trabajo siempre llevaremos un cacho de culipardilandia con nosotros y lo mostraremos a otras personas. Eso, sin duda.

Con todos Vds los primeros 10 minutos (quedan 64):



PD: Estoy investigando ese extraño recuadro negro que sale alrededor del vídeo y que en ocasiones se deforma. ¡Uh!

miércoles, 2 de junio de 2010

La vieja y el coche

Continuando los posts sobre aventuras en el coche, me sucedió una vez que llegaba después de una dura jornada laboral, como todas, a la zona de aparcamiento. Encontrar una plaza donde dejar el coche en Madrid es una cosa difícil en el que se invierte un tiempo que podría dedicar, por ejemplo, a tocarme las pelotas si me apeteciese, pero no, lo invierto en aparcar el coche. Más de una vez me lo he puesto de llavero y me lo he subido a casa.

En fin, pero ese no es el tema. La cosa es que ese día, encuentro una plaza preciosa, dedicada para mí. El único problema es que en el medio de esa preciosa plaza, había una mujer entrada en edad y carnes, que no parecía tener intención de moverse. Le hago una pequeña ráfaga con las luces, y comienza a moverse hacia mí. Se va a la puerta del acompañante.

“- Me va a decir algo”- pensé, y supongo que la mayoría de vosotros también…

Abro la puerta para ver en qué podía servirla. Sin mediar palabra, la buena mujer, me da la espalda y el culo y, no sin dificultad, se monta en el coche.

Me quedé atónito, y al cabo de unos segundos, digo:

“- Señora…”
Me mira de reojo, da un respingo y responde:

"Si pensaba que eras mi hijo, que tiene un coche igual, ya me extrañaba a mí que no me hubieras dicho nada". (No, si la culpa al final era mía)

La señora se fue y yo me quedé un buen rato riendo nerviosamente para recuperarme del susto. Asi que ya sabéis, queridos niños, no le abrais la puerta del coche a extrañas, por muy entrañables que parezcan...

Inundaciones en Santiago Atitlán


En el blog de la Municipalidad de Santiago Atitlán puede visionarse este vídeo con los efectos de la tormenta tropical Agatha.

Se han contabilizado en todo el país hasta el momento 156 muertos, 87 heridos y han sido trasladadas a albergues 76.391 personas según fuentes oficiales.

Lo demás lo dije ayer.

martes, 1 de junio de 2010

Víctimas y vulneradores de derechos en Gaza y Guatemala

Pienso en Palestina y en Guatemala tras un día que ha acumulado demasiadas malas noticias.

Suele pasar que nuestra sensibilidad al sufrimiento humano es inversamente proporcional a la distancia que nos separa del lugar que habitan las víctimas. Intervienen otros parámetros en esta cuestión como la proximidad cultural o el grado de conocimiento de la región. Y por supuesto del interés que tengan los medios tras los repartos de minutos y páginas de sus respectivos espacios de poder. Es un ejercicio recomendable y conveniente equilibrar esta injusta percepción de la intensidad del dolor ajeno.

EL ROTO | 06-01-2009  (visto en Elpais.com)


Pienso en Gaza, en la Flotilla de la Libertad. Evidentes vulneraciones de los derechos humanos de cientos de personas las que allí se han estado produciendo en las últimas horas, que se suman al día a día de las que se dan en los territorios ocupados y bloqueados ante la impasible comunidad internacional. Y evidentes los vulneradores.

REUTERS | 31-05-2010  (visto en Elpais.com)

Y pienso en Guatemala. En el volcán Pacaya y en las terribles inundaciones (noticia a esta hora ya desaparecida de las portadas de los principales diarios) que se han llevado por delante la vida de decenas de chapines. Aparentemente, y comulgando con el pensamiento generalizado, parecería que es la Naturaleza la que proyecta su potencial destructivo sobre el país centroamericano, no existiendo más responsables de las desgracias que los propios fenómenos naturales. Parece irremediable. Rascando un poco es posible detectar otras causas del gran número de muertes que se dan una y otra vez en este país. Esto aparecía en un artículo del Periódico de Guatemala hace un par de meses sobre los 200 asentamiento precarios de la capital:
“No se han hecho las previsiones necesarias por parte de las autoridades encargadas si se llega a presentar un deslave o por cualquier efecto natural. No estamos preparados para un desastre, lo único que sabemos hacer es contar muertos y llevar comida. Y esas no son medidas”, dijo Sergio Morales, magistrado de Conciencia.
No es sólo la Naturaleza. Es una carencia sistemática de derechos humanos la que permite que el desbordamiento de un río o el deslave de un volcán sepulte tantas personas y casas. Y aquí sí hay quien ha de hacerse cargo de la protección de esos derechos.