lunes, 30 de julio de 2007

Ahorita

Ahorita sabemos que el Relec no repele a los mosquitos y que a un taxi no le hacen falta puertas, asientos ni techo.

Ahorita una iglesia sin batería nos parece vacía y la música mundana un regalo divino.

Ahorita hemos aprendido que un acuerdo de paz no tiene por qué cumplirse y que la democracia puede ser tan sólo un disfraz y una farsa.

Ahorita el Lago Atitlán es el más bello de nuestro mundo y los grandiosos volcanes son lugares tan peligrosos como hermosos, y no por culpa de la Naturaleza sino de la maldita miseria humana.

Ahorita confirmamos que una familia ingresa en un día lo que pagamos por una Gallo y que un poco de maíz es un voto asegurado.

Ahorita apreciamos el sabor de unos frijoles volteados y descubrimos que hay fruta que sabe a fruta.

Ahorita conocemos que los goles del Barça se cantan en tzutujil, que somos capaces de regatear mejor que Ronaldinho y que la única pista deportiva de Santiago puede ser un estorbo para la municipalidad.

Ahorita dos médicos para 40.000 habitantes sería duplicar la atención sanitaria y tener leche cada mañana un lujo inalcanzable.

Ahorita constatamos que Pedro tenía más razón que un santo y que nuestras compras compulsivas y escapadas a lo gringo nos delatan como primermundistas.

Ahorita comprobamos que el Zacapa es un gran ron y que un cacique es también un cabrón.

Ahorita comprendemos que la cooperación puede causar más daño del que repara y que las soluciones son demasiado pequeñas, pero a la vez inmensamente grandes.

Ahorita constatamos que la vida vale poco, que el café se paga barato y alzar la voz puede salir muy caro.

Ahorita sabemos que ahorita es luego si eso… saber

Ahorita y más que nada sabemos que una escuela con techo es un logro festejable.

martes, 24 de julio de 2007

Amanece (en Tikal) que no es poco

Es@s somos nosotr@s subiendo al Templo V

Ver amanecer desde lo alto de una de las pirámides de Tikal, tras pedir a los cuatro gringos que nos acompañaban que se callaran de una vez, no es sólo observar la salida del sol, que al estar nublado no pudimos apreciar, también es escuchar el sonido de los tucanes y los pájaros carpinteros, es ver las piruetas de los monos araña y percibir el estruendo de los monos aulladores. Para eso hubo que levantarse a las 4.30. La noche anterior, tras recorrer el parque guiados por un magnífico orador, hicimos un "minibotellón" en la puerta de una de las cabañas rodeados de luciérnagas y quién sabe si algún jaguar con un par de botellas de ron que nos costó dios y ayuda conseguir (¿eh, ministra?), casi a oscuras, con algunas velas ya que las horas de energía eléctrica están muy limitadas por la capacidad de los grupos electrógenos en aquella zona del Petén.

La semana pasada, después de haber cumplido con el paripé de la Ministra de Educación y el padre de Ricardo Arjona en la puesta de la primera piedra de una escuela y de haber visto la final de la Copa América en casa de un amigo atitlaneco (¡Aupa Brasil!) tuvimos una intensa actividad. Los bloques lógicos, las regletas, el geoplano y el tangram están "causando furor". El taller de mates ha salido bastante bien: dinámico y divertido.



El jueves celebramos el cumple (sorpresa) de uno de los cooperantes (al pobre hombre le hemos cantado "cumpleaños feliz" al menos 6 veces, dos de ellas en el avión de Tikal, ayudados por la tripulación) con jamón serrano, queso manchego, embutidos varios y un par de tartas, además del sabroso "tamal" (pasta de masa de maíz cocida y carne envuelta en hojas de plátano) preparado por una de las maestras de una escuela.


Tamal


Durante parte de la semana y en lo que queda de estancia estamos trabajando en la identificación, según las pautas del querido Marco Lógico, de un proyecto educativo. Para ello hemos pasado enncuestas en el centro de enseñanza para maestros y nos hemos entrevistado con el COCODE (Comité Comunitario de Desarrollo) de nuestro cantón.

Algunas fotos de Tikal:


Zopilote (buitre)


Mono araña


¿Cocodrilo?

viernes, 20 de julio de 2007

Chacayá

Durante esta semana hemos llevado nuestro taller a la escuela de San Antonio Chacayá. Es la más pobre del municipio y está considerablemente retirada del centro. En carro se pueden tardar unos 25-30 minutos. Para llegar hasta ellas se bordea la cola del lago, quedando justo enfrente los volcanes Tolimán y Atitlán. El trayecto es asombrosamente bello. Gran parte es por un camino que cruza una miniselva y en casi todo momento es divisable el lago. Para llegar al "establecimiento educativo" (como aquí lo llaman) hay que subir una cuesta, que lástima no me haya traído crampones y mosquetón... Y hay que hacerlo con mucho cuidado pues es un cantón bastante peligroso.

Los maestros de Chacayá son unos auténticos guasones. Y los niños, con los dientes picados, viven con sus familias en un régimen, según fuentes fiables, de semiesclavitud, acarreando deudas casi eternas con el terrateniente dueño de la finca en cuestión. Casi ninguno habla el castellano y a duras penas lo entienden. Son tremendamente cariñosos y curiosos y andan todo el rato revoloteando y jugando con la peonza.

Mañana a eso de la 1 de la mañana saldremos en el autobús de W. para Ciudad de Guatemala y de allí en avión volaremos a Flores, para finalmente llegar a Tikal. Allí están las ruinas mayas más importantes, al menos de Guatemala.

lunes, 16 de julio de 2007

Stan y por qué el ejército no pasa a Santiago de Atitlán

Volcán y lago Atitlán desde Panajachel

Aún se puede ver con precisión la uña que provocó el deslave a lo largo del volcán. Se avisó tarde, pero aún así a tiempo de poder desalojar a un gran número familias que vivían en el valle. Muchas se resisitieron al no creer lo que se les anunciaba podía suceder. Familias humiles, construcciones débiles, nocturnidad: murieron al menos 200 personas. Hay un número indefinido de desaparecidos. Se rescataron los cuerpos de familias completas, algunas de 15 ó 16 miembros. Algunas de ellas aparecieron abrazadas. Lo recuerdan como el deslave: el volcán literalmente se desmoronó, cayendo piedras tan grandes como algunas casas y un gran caudal de lodo proveniente de la saturación del cráter. Llovió durante una semana sin cesar, incluso mientras se realizaban las tareas de rescate.



Una de las pocas viviendas que medio aguantaron el deslave

El recorrido que hicimos ayer por la zona afectada por el huracán Stan fue escalofriante. Quedan marcas de manos que buscaban donde agarrar para no ser arrastradas por la corriente de lodo en algunas paredes (imagen de abajo). Se pueden observar edificios (los de buenos materiales) semienterrados. Después de dos años de la catástrofe gran parte de las familias afectadas siguen viviendo en el mismo sitio en barracones extremadamente débiles. Llegó abundante ayuda humanitaria en su momento, que pronto fue destinada a otras catástrofes: Pakistán, Tsunami... y se paralizó la construcción de nuevas casa pues corrían similares riesgos. El dinero se esfumó y ahí están, abandonados a su suerte por la cooperación y, sobretodo, por sus administraciones, además de olvidados por la prensa. El ayuntamiento no tiene tierras, las que que ocupan ahora están cedidas por la iglesia. Los precios de las tierras de 3000 Q (300 €) han subido a 50000 Q (5000 €) en estos dos años.


Al volver de la zona afectada por el Stan, pasamos por el Parque de la Paz. En diciembre de 1990, en los años finales de los 36 de conflicto armado que asolaron Guatemala (ejécito apoyado por los EEUU frente a guerrillas), un oficial borracho en una cantina desveló el nombre de algunas de las personas que esa noche asesinarían (política del terror, denuncias por venganzas personales...). Uno de los que aparecían en la lista se enteró y se tocó a arrebato en la iglesia convocando al pueblo. Se decició echar a los militares del municipio hartos de tanta violencia. Lo hicieron. Después pacíficamente quisieron hablar con ellos en las afueras de la localidad. Mayores y pequeños con banderas y ánimo de dialogar salieron a su encuentro. Los militares dispararon indiscriminadamente. Murieron 13 personas, algunos niños. Desde entonces en Santiago de Atitlán no entra el ejército. Existe un convenio actualmente con el Estado para que esto no ocurra. Nadie viste de verde militar y no quieren ni oír hablar de ellos.

Además de todo esto los niños siguen comiéndose frutas a veces podridas. El otro día ví a una niña rebañar los gusanos de un mango. Un niño de las escuela de Tzanchaj hace unos días me vio montado en una picop y salió corriendo tras ella gritando mi nombre. Las emociones aquí están flor de piel en cada momento. Como cuando dimos el taller de mates a jóvenes discapacitados que se muestra en la foto.


Los último días han sido de algunas averías. Si no se atascaba la taza del WC (afortunados somos de tenerla) nos quedábamos sin agua o sin luz, algo bastante habitual.

La conviencia de los 20 hasta el momento está siendo impecable en mi opinión. Y la visita de la Ministra de Eduación para ponder la primera piedra de algún que otro colegio ha sido todo un máster en política centroaméricana. Esperemos que el 9 de septiembre cambien algunas cosas, y si no, en 2012, donde según el Popol-vuh la civilización Maya resurgirá con fuerza y retomará su liderazgo.


Niña en el mercado de Sololá

jueves, 12 de julio de 2007

Tz' ikin Jaay

Montados en la parte de atrás de picops como ésta nos desplazamos a todos lados.
La cultura Maya considera a las personas, a los animales y a los árboles como hermanos. Pues bien, una hermana pulga me ha dejado la pierna izquierda hecha un Cristo, que aquí sería un Ajaaw. Creo haber contado 17 picaduras en hilera alrededor de la misma. Ya me había acostumbrado a lalas picaduras de mosquitos y moscas de la fruta, pero esto ha sido demasiado.
Los mayas de hoy siguen pisoteados por el capital, por el gringo, por el europeo, por su propia oligarquía y por la Madre Naturaleza. No hay más que conocer para esto último los efectos del Stan. Parece imposible a la vista de todo esto que nada pueda cambiar. Por cada paso alante, se dan dos atrás. Mientras tanto con el pie del capital en el cuello siguen tomando maíz, frijoles, chucherías y coca-cola, cuando les queda tras dar el diezmo a los pastores evangélicos.
Este es el lago Atitlán, sumamente contaminado, donde algunas mujeres lavan la ropa:
Gracias a la coordinadora sabemos algo más cada noche sobre los modelos nefastos de cooperación, el Enfoque del Marco Lógico, la Limpieza Social y las maquilas (negocios asentados en zonas francas donde no se tributa, no existe la seguridad social y se pagan sueldos de miseria).
El trato con los maestros en las talleres matutinos estás siendo bastante positivo. Está claro que los hay pasotas, recelosos pero gran parte de ellos bastante participativos. Hoy hemos dado el taller de mates a discapacitados físicos e intelectuales. La emoción se mascaba en el aire. Ha sido un experiencia personal increíble, al ver como los chavales jugaban con la lógica y se lo pasaban pipa. Las instrucciones, ocmo en muchas ocasiones habían de traducirse simultáneamente a Tzutujil. La caña. También esta misma mañana hemos estado en la colocacíón de la primera piedra de una escuela en el cantón de Panul. Ha venido hasta la Ministra de Educación en un ambiente entre solemne y verbenero.
Antes de ayer en una de las dos charlas que llevamos hasta la fecha el Licenciado ponente nos informó de que una der las cuatro etnias guatemaltecas (se conoce desde el pasado viernes), los Xincas, tan solo cuenta con cuatro miembros, ya abuelos, y está irremediablemente condenada a la desparición. El 65-70% de la población es indígena, el 20-25% ladina (mestizos) y un pequeño porcentaje garífonas (negros habitantes de Livingston).

Estos son algunos santos de la Iglesia Católica:

martes, 10 de julio de 2007

Algunas fotos de Atitlán

Cuelgo algunas instantáneas de nuestro primeros días en Guatemala. No son las mejores fotos, pues quedan muchas por descargar a los discos duros, pero sirven para hacerse una idea. Son bastante lights, espero poder poner unas cuantas más pronto.

lunes, 9 de julio de 2007

Atitlán, Cerca del Agua


Tras 11 horas de avión y un trayecto en bus de otras 5, con un conductor suicida al volante llegamos sanos y salvos a Santiago de Atitlán.

Predicadores de pelo churretoso que se desgañitan anunciando el apocalipsis y pidiendo dinero para sus iglesias merodean en el mercado municipal. No es raro encontrarse con estos personajes. La iglesia evangélica arrasa desplazando a la católica casi a la marginalidad, aunque la única iglesia católica que hay se llena hasta los topes. Ayer domingo lo pudimos comprobar en vivo y en directo, bajo un techo de uralita y rodeados de decenas de santos vestidos con las mejores galas de los pobladores de Santiago. Algunos de ellos en señal de devoción les llevan coca-colas. Sí, a lo santos, sí. El 70% de los niños están malnutridos (Las mujeres de 50 años aparentan tener 80) pero puedes comprar Coca-Cola en todos lados al igual que acceder a internet. Movistar lo plaga todo: camisetas, anuncios en las fachadas, coches haciendo promoción. La leche es un artículo de lujo que nos ha sido difícil encontrar (en polvo, eso sí).

Nos movemos de aquí para allá en picós (pick-ups) o tuc-tucs. Los primeros son camionetas descubiertas en los que podemos llegar a subier 30. Un desplazamiento medio cuesta 1,5 quetzales (15 céntimos de euro). Los segundos son una especie de motos con asiento trasero. Son algo más caros.
Vivimos en un albergue evangelista en el que no se puede poner música profana, ni decir palabrotas, etc... La mayoría de la gente nos confunde con gringos. Cuando llegamos al campamento tomamos el relevo de un grupo de ellos, de retiro espiritual que nos dejaron el comedor lleno de banderitas de su país y carteles conmemorando el 4 de julio.
Nuestra dieta básicamente se compone de tortillas de maíz, pollo y frijoles. Hay frutas muy sabrosas como los bananos, las pitayas o el mango; y jugos de frutas.

Ayer visitaos Panajachel, que viene a ser Gringolandia: hoteles, comercio turístico, restaurantes, etc.
Hay seguridad en todos los sitios donde se mueve dinero. Seguridad privada y bien armada. Vamos, que acojona.
Uno aquí tiene la sensación de que a las 22 son las 2 de la mañana porque su cuerpo reclama horizontalidad, en cambio no ha habido un día en que me haya levantado más tarde de las 6, por haber dormido lo suficiente, por el canto de los gallos, o sobretodo por el ruido del motor que se encarga de moler el maiz para hacer las tortilltas, base de la alimentación.

La Naturaleza, aunque bastante contaminada, se impone de manera espectacular. Tres volcanes (San Pedro, Tolimán y Atitlán) nos rodean y la cola de un lago gigantesco (que atravesamos en lancha motora para llegar a Panajachel) nos acompaña cada día al dirigirnos a la ciudad. Miles de pájaros (de especies desconocidas en la Península Ibérica) nos sobrevuelan a cada momento, además de zopilotes (buitres). Se nota la humedad por la cercanía del lago pero la temperatura aunque alta es soportable.
Fumar está mal visto y he aprovechado para dejarlo otra vez. He de darle gracias a la iglesia evangélica que ha demonizado esta costumbre, aunque el alcoholismo está bastante extendido. También se consume coca y pegamento, aunque esto no lo hemos visto tanto.

La comunicación es difícil porque apenas unos cuantos hablan castellano. El Tzutujil oral se mantiene intacto desde la época de los mayas. Al igual que la vetimenta que los españoles impusieron a cada una de las comunidades indígenas para que se distinguieran y perdieran fuerza. El huipil, el corte y el perraje están presentes en todas y cada una de las mujeres tzutujiles.
La ciudad está empapelada de carteles electorales. Las elecciones son en septiembre y llevan 4 meses de campaña. Aquíl la ley de la selección natural se impone. El que llegue a los comicios sin que la hayan atravesado 14 balas probablemente gane. Ya van más de 30 candidatos asesinados.
La tarde del sábado tuve la oportunidad de compartirla con la jefa de la tropa. Presencié una negociación con el ingeniero civil que se ha de encargar de la construcción de una escuela gracias a EMIS y a la pasta de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. En este caso una escuela que intenta cubrir las necesidades de un cantón (barrio) donde están escolarizados en 20% de los niños, la tasa más baja de todo el Estado. El gobierno no pone colegios. A la vuelta un partidillo de fútbol en una placilla. Uno de los equipos luce la vestimenta de la selección española. Y para coger (agarrar) el picó nadie nos cambia 100 quetzales (10 euros). Es demasiado dinero.
Aquí tan sólo gente con mucha garra intenta cambiar las cosas (y no hablo de la cooperación japonesa que da ayudas a cambio de que le compren carros; sólo hay coches japoneses en la ciudad). Por ejemplo ADISA, asociación para la atención a discapacitados que en tan solo tres años ha conseguido que muchos niños del lago salieran a la calle con sus padres (algo fatalmente visto), puedan tener una atencion psicológica y fisioterapéutica adecuada e incluso hayan realizado desfiles y participado en la paraolimpiadas.

Hoy hemos empezado los talleres en las escuelas y empezado a interactuar con los maestros locales.

miércoles, 4 de julio de 2007

A la espera de que la realidad ocupe nuestros ojos y colapse nuestra mente

Hola a tod@s.
[...]
Es el momento de de los últimos preparativos (y no me estoy refiriendo a la maleta); es el momento de ajustar nuestra mente y nuestros sentidos a nuevos parámetros para que la vivencia que se aproxima resulte intensa y madurativa. En algún momento en que podáis dejar de pensar en la maleta, (en la ropa de más que os vais a llevar, en los trastos innecesarios que tenéis por imprescindibles, en los contenidos de vuestro MP3, en los potingues del aseo personal, en los complementos horteras con los que pretendéis deslumbrar…), os pido que reflexionéis en torno a las siguientes preguntas que sólo a vosotr@s tenéis que contestar:
-¿A qué vais, realmente, a Guatemala? ¿A disfrutar a tope, a triunfar, a actuar, a ver qué pasa…? Mirad a ver en qué lugar de esa lista está el conocer, el aprender y el comprender… ¿Aparece el verbo servir; el convivir, el compartir? (No, que eso son mamonadas antiguas de gente rayada.)

-¿Qué es para mí el grupo? ¿Un campo de exhibición personal? ¿Un rollo que sólo proporcionará incomodidades? ¿Un tostón inevitable lleno de inmadur@s, horteras y pelotas?
-¿Qué me va a proporcionar a mí el grupo y qué voy a aportar yo a él?
-¿Qué relación voy a ser capaz de establecer entre el sitio y yo, entre las gentes y yo, entre el trabajo y yo?

Ya sé que, para much@s de vosotr@s, todo esto no son más que calentamientos de tarro de un amargao que pretende cortar el rollete del viaje que han pagado los pringados de la Junta, (porque a un viaje de estos un@ tiene que ir a divertirse todo lo que pueda y punto; es a lo que vamos tod@s y todo lo demás son pamplinas). Pero también sé que otr@s much@s tienen encendidas muchas expectativas personales y vitales. Es a ell@s a quines les aconsejo que piensen, que preparen su mente para que la realidad y la vida que les van a salir al encuentro en Guatemala no la reduzcan a postales planas con pie de foto. El mundo no es sólo como nosotros lo concebimos y lo conocemos; en el mundo que compartimos hay mil formas posibles de pensar, de vivir, de hacer: preparémonos para adaptarnos a una realidad cambiante y sorprendente; preparémonos para no perder la oportunidad de conocerla y comprenderla. Esperar que Guatemala funcione como nosotr@s creemos que ha de funcionar todo el mundo, (es decir, como funcionamos nosotr@s), es tan egocéntrico como zafio. ¿No nos resultará más enriquecedor tratar de comprender y de experimentar otras formas de procesar el tiempo, las relaciones humanas, las necesidades, la cultura…? Respondamos a esas preguntas y concibamos el viaje más vital, más humano y más enriquecedor posible; aquel viaje que nos permita salir de lo que somos (y nos encierra), para descubrirnos ayudando, desinteresad@s, compartiendo, cediendo, comprendiendo, sintiendo lo ajeno, adaptándonos, esforzándonos… Yo aviso: es posible que la falta de flexibilidad con que habéis blindado vuestra forma de ser, (much@s de nosotr@s no sabemos ser más que como somos y esa limitación nos impide vivir, conocer y comprender otros mundos), os haga ver Guatemala, no como es, sino como vosotros creéis que debería de ser. Así nacen las visiones de las carencias: esas miradas que únicamente van estableciendo la lista de lo que ellos tienen y allí no encuentran y que, a la vuelta se traducen en el juicio definitivo del ignorante: "Aquello es un desastre; no tienen de nada y todo está muy sucio".
[...]
Entrando en las escuelas, interaccionando con sus maestros y maestras, yendo y viniendo de ellas, viviendo las calles de Santiago Atitlán, conversando con sus gentes, acabaréis sintiendo sensaciones nuevas, construiréis juicios nuevos y sorprendentes, generaréis dudas incómodas, (si es que sois capaces de abandonar vuestros prejuicios); dicho con otras palabras, tendréis la oportunidad de modificar vuestra sensibilidad hacia la realidad del Tercer Mundo.
[...]
No abandonaré el tema sin agradeceros a tod@s el esfuerzo realizado y sin agradeceros el empeño que habéis puesto en hacerlo bien, (y también la paciencia que habéis tenido conmigo al no protestar mis impertinencias).
Conclusión: Vayamos predispuestos a ser contextuales, a adaptarnos al entorno social en que nos encontremos. En una escuela nos resultará fantástica la actividad número tres y al día siguiente, en otro centro, al plantearla veré caras de cartón. Es otra gente, tienen otra dinámica, otra historia, otros intereses por lo que lo inútil es quejarse y culpar y lo eficaz cambiar la estrategia, el planteamiento, la actividad…

Pues nada chic@s: a pensar, a la espera de que la realidad guatemalteca ocupe vuestros ojos y colapse vuestra mente.

Suerte en todo.

XXXXX.

ULTIMOS CONSEJOS:
- Llevaros la mitad de la ropa que habéis decidido llevar. A los dos días de estar allí ya habréis comprado prendas suficientes para pasar un mes.
- No caigáis en la horterada de llevar modas de aquí para impresionar a l@s de allí ya que lo más probable es que consigáis el efecto contrario.
- Dejad parte del bazar con el que soléis moveros por aquí (gafas de tecnicolor, artilugios de música, zapatillas esperpénticas, cinturones de ferretería, mariconeras o bolsos de mil cremalleras…) Procurad ser todo lo discret@s que podáis (y aún así seguiréis pareciendo cromos del Bimbo) para que el grupo o parezca una feria ambulante.

Reportaje sobre Santiago de Atitlán (Guatemala) hacia donde partimos en horas.

martes, 3 de julio de 2007

Hip-hop de la huerta manchega

La segunda edición de Explosión Local recoge 23 canciones de grupos manchegos que intentan hacerse un hueco en la escena musical. Se distribuye gratuitamente y es fruto de una selección llevada a cabo por la Asociación Pink Satura y Rock Out.

Entre ellos, además de los amigos de Luma, de los que ya hemos hablado en alguna ocasión, se encuentra el hiphopero de Daimiel, Hernán Valiente, más conocido como Sutil Kármico.

En mi Huerta” no es precisamente una composición suya sino del ciudarrealeño Poleón Beats y El Bezea (Úbeda Sity). Es de los temas que más me impactaron desde el principio, pese a no ser excesivamente amigo del rap. Se trata de una reivindicación de la agri-cultura manchega ("he visto un metodo pa adelgazar y encontrar tus raices: cabar con una azá") que propongo como himno nacional.

¡La Mancha sin Castilla y con salida al mar!



Sutil Kármico

Explosión Local 2

lunes, 2 de julio de 2007

Reset


Otro curso, que no año, toca a su fin. Siempre confundo uno con otro porque el reset lo suelo presionar en julio. Esta vez no se trata de un borrado integral de todos los registros. Tan sólo un formateo de bajo nivel porque lo que viene a partir de septiembre espero que se parezca bastante a lo vivido en estos últimos 10 meses. Antes de cerrar el ciclo hay que recapitular (ojalá pudiera expresarlo como el Detective amaestrado) y haciendo un ejercicio de memoria me sorprendo de todo lo vivido. Nunca dí con un grupo de humanos con el que sentirme tan poco raro, y eso está bien.

El domingo a modo de despedida el del Algarve reservó el Teatro de la Sensación y nos regaló una clase de danzas europeas con introducción histórico-geopolítica y todo. Tres divertidas horas pasadas por sudor para poner un necesario punto y a parte.


Al final dejamos de bailar y pusimos nuestros pies en agua a remojar...


De Madrid al cielo (por la Mujer Pantera)


Regresar a Madrid y bajarse en La Latina, ir parando en cada bar tomando unas cañas con calma antes de llegar al Vicente Calderón son buenos prolegómenos antes del concierto de sus satánicas majestades. Pero el subidón de los primeros acordes y los primeros destellos de las luces del escenario anunciaban una noche más que prometedora. Los abuelos no defraudaron: la puesta en escena, algo increíble, la plataforma móvil que acercó a los Stones a casi todo el aforo del Calderón, que respondía a los invites de Jagger coreando con más fuerza las canciones... una pasada... Y la voz de Lisa Fisher!! con la música fluyendo en la cálida noche madrileña... buahhhhhhhh... En la culminación del acto incluso se podía sentir la flama de las llamaradas que provenían del escenario...

El cigarrito de después nos lo fumamos en Chueca en plenos festejos del Europride... ¡Un gran ambiente!

A veces Madrid me parece bonita...

- La Mujer Pantera -