lunes, 2 de julio de 2007

De Madrid al cielo (por la Mujer Pantera)


Regresar a Madrid y bajarse en La Latina, ir parando en cada bar tomando unas cañas con calma antes de llegar al Vicente Calderón son buenos prolegómenos antes del concierto de sus satánicas majestades. Pero el subidón de los primeros acordes y los primeros destellos de las luces del escenario anunciaban una noche más que prometedora. Los abuelos no defraudaron: la puesta en escena, algo increíble, la plataforma móvil que acercó a los Stones a casi todo el aforo del Calderón, que respondía a los invites de Jagger coreando con más fuerza las canciones... una pasada... Y la voz de Lisa Fisher!! con la música fluyendo en la cálida noche madrileña... buahhhhhhhh... En la culminación del acto incluso se podía sentir la flama de las llamaradas que provenían del escenario...

El cigarrito de después nos lo fumamos en Chueca en plenos festejos del Europride... ¡Un gran ambiente!

A veces Madrid me parece bonita...

- La Mujer Pantera -

4 comentarios:

Bercimuelles dijo...

¡¡Uf!! ¡¡Gran mujer!! Que gustazo ver como alguien se acuerda de ella al hablar de los directos de los Stones. Impresionante. Yo los disfruté hará cuatro años en ZGZ, y la voz de la Fisher se me coló hasta las *utas entrañas.

Ella y Lisa Kekaula (The Bellrays) son las dos mujeres que más me han revolucinado desde el escenario. Poder, mucho poder en sus voces, en sus gestos, en sus cuerpos...

Eso sí, a la stonera la tuve que compartir con 40.000 personas más. Con la Kekaula fue más directo, mucho más descarnado, en una sala muy pequeñita, a tan solo unos metros... me tiemblan las canillas.

Agnóstico Apático dijo...

Qué lástima que no disponga en estos momentos de banda ancha para poder subir el vídeo de la versión de Ray Charles que se marcaron Jagger y la Fisher. Lo haré cuando pueda. Se magrearon un poco mientras la negra se marcaba un sólo de voz alucinante.

Impresionante.

Saludos bercimuelles

EL CHICO GRIS dijo...

La verdad es que los Rolling también acabarán sobre el escenario con garrota. Hay que elegir bien, que si no luego uno se aburre mirando esas viejas colecciones de discos de grupos ya desaparecidos.

Un saludo siniestro. A ver si un día coincidimos en uno de los bolos.

Agnóstico Apático dijo...

Eso está hecho chico gris. En septiembre es probable que nos veamos en Alcorcón.