sábado, 27 de septiembre de 2008

Meltiox

DSCN6781

Nos vamos, nos largamos, nos piramos, desaparecemos. Hasta pronto Santiago.

Con la sensación, después de estos tres meses, de no habernos recuperado aún del jet lag de la venida, regresamos a otra nuestra tierra, donde, quién lo diría, nos esperan unas lluvias más potentes de las que aquí dejamos.

Cuando uno regresa, acompañando el movimiento de rotación de la Tierra, a suelo europeo, no sólo se le pasan las horas volando (12 de viaje mas 8 de cambio horario), sino que empieza a recordar todo lo vivido como una realidad paralela, virtual, como si se hubiera realmente estado en otra galaxia o como si uno se estuviera desprendiendo de los brazos de Morfeo lentamente.

Llegaremos y habrá mil cosas que contar y dos mil para reservarse. Existirán momentos de sorpresa al reencontrarnos con lo que ya conocíamos pero habíamos olvidado y se echará de menos otra forma de ver el mundo y de vivir en él.

Pero el tiempo vuelve a poner al europeo etnocéntrico consumista en su lugar y, probablemente, nos volvamos a subir al carro (del confort) que sigue la dirección del resto. Obviaremos las desigualdades y las dificultades del mundo, de nuestra propia sociedad y de nuestros propios amigos. Porque ya habremos cumplido con nuestra parte. Tendremos ad eternum el título de buenas personas.

Pues no. Sabemos que es falso, que uno aquí puede comportarse como en cualquier otra actividad u oficio. Se puede ser chapucero, vago, malvado, hedonista o racista. Se puede ser cooperante y alguna de estas cosas. ¿Acaso no hay curas con gusto por el lujo, maestros xenófobos o médicos soberbios?.

Hoy los b'ayk'a y hastaluegos estrangulan el estómago y las glándulas lacrimales. Nuestras entrañas han sido retorcidas por detalles demasiado grandes como el del jovencito J., que apenas chapurrea el castellano pero con el que la comunicación puramente humana ha sido perfecta Gente como las tres hermanas que nos han cuidado como ángeles protectoras, cumpliendo la misión que les encomendó su dios, o que han decidido realizar por su educación, por su cultura o porque, en el fondo, siempre hay gente con la que entenderse y a la que querer en cualquier rincón del planeta. Hasta la vecina de la escuela nos ha deseado buena suerte y prometido oraciones para tener un buen viaje. Algo parecido ha ocurrido con las siempre sonrientes fruteras.

Y quedan muchos, los verdaderos protagonistas de la cooperación, que son aquellos que, pudiendo realizar tareas lucrativas en una sociedad con muchas necesidades y desigualdades, prefieren entregar su tiempo a la comunidad, enfrentando falacias y conductas que actúan como torpedos contra su línea de flotación.

En definitiva todo parece, o quizás esté siendo, un intenso sueño.

Gracias EMIS, gracias Ya'saar, gracias coordi, gracias Guatemala, meltiox Atitlán.

jueves, 25 de septiembre de 2008

Cerro de Oro y más leyendas de Atitlán

DSCN7009

La lluvia nos ha dado una tregua y, haciendo un pequeño parón en las actividades, hemos podido subir a lomos del elefante tragado por la serpiente: Cerro de Oro. A mitad de la subida podía verse el paisaje de la primera imagen, donde se observa una antigua isla convertida en península. Dicen que el Lago tiene ciclos de 50 años en los que el nivel del agua sube o baja. Aunque, parece ser que lleva ya más de 50 bajando.

DSCN7018

También se dice que cada 52 años (lapso del calendario maya tras el cual se realiza una corrección al mismo, no como el gregoriano que la requiere cada 4) hay una erupción volcánica. Cerro de Oro nació tras una gran erupción hace unos 1500 años y desde su cima pueden contemplarse los tres volcanes, el lago y gran parte de los pueblos que los circundan. El lago llega a tener una profundidad de 900 metros, aunque, dicen, hay un punto al que no se le ha encontrado fondo.

DSCN7054

A lo largo de todo el cerro hay muchas plantaciones de café. Aún el grano no está maduro pero no queda mucho para la temporada de corte, para la cual se moviliza toda la región. La asistencia a muchas escuelas durante los meses de enero y febrero (noviembre y diciembre son los meses de vacaciones escolares) es prácticamente nula. Como nula es la visión desde aquí de la cara y el cuerpo tumbado de Tecún Umán dibujada por la silueta de las montañas. Según cuenta otra leyenda la capa del guerrero se encuentra en el fondo del lago y cuando alguien la intenta coger aparecen misteriosos animales submarinos que la custodian e impiden acercarse a ella.

DSCN7052

Al fondo queda el volcán San Pedro. Para subir al cerro hemos requerido de presencia policial y, tras quedarnos un rato arriba reponiendo fuerzas y contemplando todo lo que nos rodeaba hemos descendido por un sendero equivocado pero que, finalmente, nos ha llevado a un destino conocido. No hemos dado, afortunadamente, con el guardián del cerro que, dicen, es como un gnomo y a quien se encuentra lo deja encantado y desaparece.

DSCN7015

En la actualidad se siguen practicando rituales mayas en diversos lugares del entorno del lago. Uno de ellos es esta piedra, bajo la que, según cuenta la leyenda, se esconde una cueva con una escalera de caracol que pasa por debajo del lago y llega hasta el Quiché. Cuando la taparon comenzaron a ocurrir desgracias a los pobladores de la aldea.

Habitat










miércoles, 24 de septiembre de 2008

Computadoras en las escuelas (II)









Computadoras en las escuelas (I)

Fincas y alemanes

Estamos sin luz. Llevamos unos días que se va y se viene sin causa conocida. Lo malo ha sido que una subida de tensión continuada ha acabado con algún que otro aparato electrónico y eléctrico de utilidad. Escribo con el último aliento de la batería de un portátil que ya me está avisando de que sea breve. En estas circunstancias, a las que la gente, sobre todo de las zonas rurales, está más que acostumbrada, me acuerdo de lo que me contaba ayer B. sobre las fincas de la Costa.

Es conocido que Guatemala es uno de los países con un reparto de las tierras más injusto a lo largo de la historia y aún en la actualidad (El 72 % de la tierra cultivable continúa en manos de tan sólo un 3% de grandes ricos, empresarios y terratenientes, según el CUC). Un buen documento al respecto es la obra de Filochofo ¡Tierra, tierra, tierra...! Clamor, lucha y resistencia campesina. Muchas de las grandes extensiones en las que se cultiva café, azúcar o macadamia, por ejemplo, han sido y son propiedad de alemanes. Se instalaron principalmente en Alta y Baja Verapaz donde, con el crecimiento de la colonia requirieron de una gama de servicios; llegaron a tener club, colegio, cementerio y hasta un ferrocarril alemán.

Llegaron a partir de la segunda mitad del siglo XIX en busca de tierras fértiles para el cultivo del café, siendo beneficiados por las leyes, incluso por encima de los guatemaltecos, hasta la II Guerra Mundial, donde un gobierno, el de Ubico, simpatizante de los nazis, tuvo que expropiar a los terratenientes alemanes por las presiones de EEUU.
En ¿Pioneros del desarrollo? se señala que a mediados de la década de 1930 todos los alemanes que vivían en Guatemala eran nazis. No existió finca alemana en que la bandera nazi no ocupara un sitial de honor, ni finquero alemán que no participara en reuniones locales organizadas por los nazis. (revista D fondo)
B. se crió en una de estas fincas en las que el suministro de luz comenzaba a las 4 de la tarde y terminaba a las 10 de la noche. El salario era el mínimo, aunque luego a los jornaleros se les entregara algo de maíz. En las escuelas había tan sólo un maestro que daba clases a todas las edades y grados a la vez en condiciones pésimas, práctica vigente en la actualidad en las grandes extensiones de cultivo privadas del país.

Los dueños no solían vivir en ellas. Tenían, eso sí, una majestuosa casa a la que conocían como patronal. En la época del conflicto armado, muchas ardieron. También mataron a unos cuantos administradores.

B. dice que la vida en las fincas, aunque dura, era alegre. Uno se podía ir a los ríos, a coger fruta de los árboles, pasear por los descuidados senderos y disfrutar de la naturaleza. Era lo bueno que les quedaba a cambio de vivir aislados y sometidos a un régimen casi (o sin el casi) feudal: muchas de estas fincas tenían su propia moneda.

Fuente:
Revista D fondo
Comité de Unidad Campesina


Imágenes:

F&G Editores
El jinete insomne

martes, 23 de septiembre de 2008

Luis Gurriarán

Después de cosas como ésta me va a tocar creer en algo, porque no pueden existir tantas casualidades.

Resulta que hemos ido hoy por enésima menos una vez a la capital. Concretamente a la Aurora, a recoger a otra joven cooperante que tomará el relevo en Atitlán para los próximos tres meses. Voy a saltarme los detalles de la espera de más de 3 horas hasta que la hemos visto aparecer (el vuelo por el mal clima se tuvo que desviar por un rato a El Salvador), y del monumental atasco para salir de Ciudad de Guatemala sumado al corte de la carretera por la que teníamos que volver debido a un accidente. Me salto todo eso que nos ha hecho llegar a casa 6 horas después del horario previsto. Ala, saltado.

Lo más importante del día de hoy, y mira que pasan cosas importantes a lo largo del día, ha sido conocer personalmente al protagonista de uno de mis libros favoritos: El Silencio del Gallo, del que ya escribí en su momento. Esto de hablar con un personaje real pero imaginado durante algún tiempo se hace raro. Cuando leí estas aventuras de un joven misionero gallego que llega a Guatemala con la tarea de evangelizar, pero que pronto cambia de rumbo al conocer la realidad política y social que oprimía a las comunidades mayas, sufrí y sentí alegría (más bien lo primero) como pocas veces me ha pasado con una lectura. Y, claro, no se trataba de ficción. Era su propio relato (gracias al trabajo de su sobrino Carlos Fuentes, autor de la obra) de la experiencia de años viviendo con y para los mas humildes y menos respetados (miren aquí lo que se llegó a conseguir), salpicado todo por los más de 30 años de violencia en el país. La ONU le puso nombre: genocidio, y él lo cuenta de primera mano.

Luis Gurriarán

Lo había estado viendo pasear de un lado para otro durante un buen rato y al final me he atrevido a abordarle. Creo que le ha extrañado eso de que le conociera por las fotos que aparecían en el libro. Como al final la espera ha sido larga, ha habido tiempo para charlar sobre aviones, organizaciones, aeropuertos a medio construir... También le he contado que El Silencio del Gallo se lo he dejado durante este verano al cura de mi instituto. Se ha echado a reír.

Desayuno chapín

Desayuno chapín

Quedan pocos días y no podía dejar de presentarles una de las cosas que más echaré de menos en los próximos tiempos: el desayuno chapín. Puede que a éste, que preparé esta mañana) le falte queso, crema y café, pero tiene lo principal: tortillas, huevos, frijoles volteados y plátano frito. Cinco minutos después de tomar este bello recuerdo desapareció entre pecho y espalda.

lunes, 22 de septiembre de 2008

Buenas hierbas

Realmente Anita había venido a traerle un huipil a mi compañera de casa y de experiencia. Cuando llegó, con su sencillez, su sentido del humor y su extrema generosidad, le pregunté (por recomendación de la coordi) por algún tipo de hierba para la circulación (sentía las piernas algo cansadas). Me dijo que fuera a las tiendas del mercado y preguntara por un nombre impronunciable para mí, que, al parecer, identifica la enfermedad de "algunas personas que se acuestan normales y se levantan sin ganas de trabajar y con dolor en las piernas, como si el alma se estuviera marchando del cuerpo". No pude decirle que me lo escribiera porque no sabe, pero no hizo falta, porque (debe ser que vio mi cara de confusión ante tan indecible palabro) se ofreció a acompañarme al mercado.

Hasta allí fuimos, siendo observados por todo bicho viviente (no es normal ver a dos personas de diferente sexo andando por la calle si no son pareja o familiares, menos si uno de los dos es un gringo como yo). Pasamos a una tienda y pidió en tzutuhil los ingredientes para el medicamento que cura "lo que fuera". El tendero sacó una bolsa llena de hierbas y papelillos por la que nos cobró 10Q. Nuevamente, Anita se ofreció a preparalo y volvimos a la casa.

Pusimos a cocer el agua y fue echando y describiendo una a una las diferentes hierbas y demás sustancias que contenía la misteriosa bolsa: alucema, limonada, manzanilla, pasas, rosas blancas, rosa de jamaica, crema, canela, pimienta, dos tipos de polvos de dudosa procedencia, cebada (cuando le dije que de ahí se sacaba la cerveza se echó a reir y me avisó: "cuidado con ponerte bolo"), un tronquito llamado caibis o algo por el estilo, tamarindo y un par de sobres. Miré estos últimos y era ácido acetil salicílico. Le pedí que de eso no echara, que a mi estómago no se lo recomiendan nueve de cada diez gastroenterólogos. Por último añadió cantidades industriales de azúcar.

Anita dice, con su expresivo tono narrativo, que esta infusión se la dan a niños que están a punto de morir y, de repente, se recuperan. No sé si me recuperaré en este caso, pero les aseguro que está riquísima, aunque me está dando un sueño...

Luego quería fregar los cacharros. Me negué a ello y lo hice yo. "Un hombre lavando no me gusta", decía. Esa frase inició una conversación sobre el papel de la mujer y el hombre dentro y fuera del hogar, que culminó con que el viernes, aún cocinando un hombre, vendrá a una cena de despedida que haremos en casa.

J.

DSCN6879

No depende del profesor, depende de tí. Si tú quieres, y lo has demostrado (pues, sin haber pisado nunca una escuela antes de ser peón en esta obra, conoces las letras, algunas palabras y puedes estampar tu firma en los documentos) aprenderás lo que te propongas, incluso a ver los vídeos de Robinho con el Real. La compu no tiene sólo la información del país, sino de todo el mundo y hay que saber seleccionarla bien. Y manejarla ya ves que no es algo tan complejo. Ya levantas el ratón cuando te para algún obstáculo.

Mira, dicen que en toda América Latina en 2021 se erradicará el analfabetismo y el abandono escolar ya en primaria (antes de los 12 años) y que estudiar en la Universidad y en secundaria dejará de ser exclusivo de las clases altas. ¿Te lo crees?

Santa Catarina Palopó

DSCN6930

En pick-up lleno de mujeres y niñas con los huipiles de Santa Catarina.


DSCN6948

Último (?) baño en el Lago Atitlán. Aguas termales.


DSCN6978

Las niñas de las pulseritas. Más listas que el hambre. Nos han demostrado que también son solidarias, aunque la necesidad y la costumbre les obliga a tener pocas amigas cuando se trata de vender. Me han asegurado, y así lo creo, que durante la semana asisten a la escuela.

Inter de Milán vs Selección española

DSCN6891


DSCN6885

Pollo Pinulito

DSCN6883

Recién abierto y con flujo constantes de atitiec@s con pollo en ristre.

domingo, 21 de septiembre de 2008

Santiago Atitlán desde un sitio pijo

DSCN6896

Un minuto de cooperación

DSCN6899

sábado, 20 de septiembre de 2008

El mundo al revés


1. El País, para variar, confunde e intoxica con lo que ocurre en Bolivia. No hay más que ver los comentarios de estas dos fotos en el blog Listado de Noticias para observar la burda manipulación. Y si se tratara de un simple error, bueno va, pero ya son tantos...
Interesante la entrada de Miquelet a cuenta de esto.

2. Curioso lo que está sucediendo en la derecha económica. Los liberales ruegan a los papás estados su intervención para sanear las cuentas de los especuladores. Hasta el presidente de la CEOE se está acercando al marxismo.

3. Zapatero en la fiesta minera astur-leonesa dijo: "que no me pidan dinero para salvar empresas de aquellos que han tenido grandes beneficios a través de procesos que en muchas ocasiones no han sido adecuados para la economía".
Tres días después: Zapatero anuncia nuevas ayuda a los promotores inmobiliarios de 3.000 millones.

PS: El gobierno comunista chino está dispuesto a hacerse con el 49% de un fondo de inversión estadounidense.



Imagen: ODT (nuevas formas de ver el Mundo)

Medios ¿alternativos?


Tenemos la oportunidad de sintonizar canales alternativos a las cadenas occidentales, concretamente españolas, que, aunque se pueden diferenciar ligeramente en la ideología y en opiniones coyunturales sobre política local, manipulan en la mayoría de las ocasiones igualmente lo que viene de fuera, por acción, omisión o repetición.

Como decía, tenemos oportunidad de ver canales alternativos, opuestos, diferentes, pero curiosamente con el mismo fin: defender al amo.

El caso de Canal 4 (El Enfoque de la Dignidad Sandinista) en la Nicaragua de Ricardo Ortega (2ª parte) es para un capítulo aparte y bastante llamativo, pero es privada y además está vinculada a su familia. Al parecer concentra la mayoría de la publicidad estatal. Los periodistas se refieren al presidente como "compañero" y dedican sus horas de trabajo a atacar e insultar machaconamente a la oposición, a la que desconozco y por ello en absoluto defiendo. Cambiamos de canal.

Telesur prometía bastante y, de hecho, tiene buenos programas como uno de entrevistas dirigido por Jorge Gestoso, además de documentales y reportajes de gran calidad, pero, ¡ay! los informativos. Desde luego que no esconden su ideología, a pesar de tratarse de un canal público y multiestatal, pero, como nos temíamos, también parecen rendir cuentas ante los líderes de los países que pagan sus salarios (Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, Paraguay, Nicaragua y Venezuela).

Esta misma noche en el noticiario han entrevistado a un representante del gobierno venezolano por la polémica expulsión de activistas de Human Right Watch del país, después de un informe en el que se atacan duramente los 10 años de gestión de Hugo Chávez en relación con las libertades cíviles y políticas. Desconozco porqué han invitado a este señor cuando las propias preguntas de la entrevistadora contenían las respuetas, que se limitaba a ratificar. Es cierto que el informe, o lo que ha trascendido a los medios internacionales, no resalta los logros en derechos económicos y sociales (que son también humanos) durante el mandato del controvertido comandante (si es que los ha habido, que ya lo empiezo a dudar) y que ha sido amplificado como no se hace con las cuestiones internas de ningún otro país, pero decir que HRW actúa al servicio de los EEUU, que no denuncia la grave situación de los DDHH en Colombia, provocada en parte por paramilitares afines al gobierno y el ejército, etc, etc... se desmiente tan sólo pinchando en los enlaces.

Qué lío, uno ya no sabe por quién dejarse manipular.

Imagen de N. Casullo, vista en la Zoncera

viernes, 19 de septiembre de 2008

Este planeta no es tan asqueroso

DSCN6854

Alguien me ha recriminado, y con razón, que pusiera en el último post eso de asqueroso planeta. Es cierto que el planeta no tiene culpa, el pobre, del daño que la humanidad le provoca; y que hay hombres y mujeres capaces de realizar la mayores atrocidades, pero también las mayores heroicidades.

Son momentos que tiene uno de rabia y que, en vez de quemar un contenedor o golpear la cabeza contra la pared, procura disolver escribiendo una de esas improvisadas entradas. Y, por supuesto, que hay que estar atento a todo lo bueno que nos rodea. De hecho aquí es más fácil, al menos para mí, tener más momentos buenos que malos. La alegría y la belleza se pueden encontrar en muchos sitios y de muchas maneras. Por ejemplo, la que se vivía y veía en la calle de la imagen.

P/S: Y al pelo me viene esta canción de La Gran Orquesta Republicana, a la que junto a Extremoduro y su Ley Innata, vengo escuchando mucho estos últimos días:

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Nada nuevo

Aquí y en la mayoría de lugares de este asqueroso planeta hay millones de historias como las de esa joven estudiante, la mejor de la clase, que aspira a ser médico algún día. La mayoría de sus esfuerzos se dirigen a esa meta, cumpliendo además con las obligaciones a las que su cultura y su papel de mujer le obligan. Pese a ser la primera en calificaciones, en interés y en dedicación, no sólo le resultará inalcanzable sino que, además, será engañada por más de una falsa oferta de beca, que desaparecerá en el momento en que entregue sus calificaciones para ser fotocopiadas, falsificadas y compulsadas. Otro, favorecido por la invisible mano de la corrupción, la gozará y, seguramente, la desaprovechará. Además, hundida en su condena al fracaso, volverá a casa y recibirá la reprimenda del cabeza de familia que nunca vio con buenos ojos que intentara salir de casa a labrarse un futuro que, desde su corta perspectiva, no le corresponde.

Ni siquiera la gente que aúna capacidad, esfuerzo, ilusión consigue acercarse a lo que se propone.
Hay un abismo entremedias insalvable.

Y ¿quién genera este abismo?. La causas son múltiples, pero entre ellas se impone el mal funcionamiento de la maquinaria de la globalización. O quizás el buen funcionamiento para quien la diseñara. Se imponen los pagos de deuda externa, que asfixian a muchos estados, que a su vez son obligados a realizar ajustes estructurales (privatizaciones de servicios públicos, monocultivos, retirada de aranceles) a gusto de los tiburones del mercado, que manejan el cotarro y que, además niegan a la humanidad el patrimonio de la Tierra.
Conjuntamente con el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial apoya el ajuste macro-estructural. El Préstamo para la Modernización Económica de 1992 ($120 millones) es el préstamo de ajuste estructural más reciente a Guatemala, el cuál ya ha sido totalmente terminado. El Banco además se concentra en la energía, las reformas financieras y del sector público, la reforma comercial y fiscal, y la privatización de las empresas públicas. Desafortunadamente, el Banco no exige la implementación de una estructura fiscal progresiva, sino que permite el uso de un impuesto de valor agregado, es decir, un impuesto gravado sobre el valor de un producto en cada etapa de producción; resulta ser como un "super-impuesto" sobre la venta que cae de una manera desproporcionada sobre los pobres. Los Bancos argumentan que debido al fraude y la corrupción, los gobiernos no pueden gravar de forma más directa los ingresos y la riqueza, y que por lo tanto un impuesto de valor agregado puede ser recadaudo más eficientemente, el cual resulta menos regresivo que un impuesto sobre la renta que queda sin recaudar. John Ruthrauff (Centro para la Educación Democrática)
Tanguillos marineros

Aguacates

No hay día en que no hagamos un guacamole. Muchos, dos. Se ha convertido en una costumbre y si falta en alguna ocasión hay que ir al mercado, que no cierra hasta tarde, a por una o dos piezas de oro verde. Cuestan de 1,5 a 2,5 Q cada una. Los que están difíciles de encontrar y caros son los nachos para mojar: 17 Q la bolsa.

DSCN6805

Se me ha ido un poco la pinza recopilando información sobre esta fruta, originaria del sur de Chiapas y de Guatemala, para responder a una cuestión que me formuló altermundista y, aprovechando unas cuantas fotos que hice ayer mismo, hoy está claro (y verde) de qué va la cosa.

DSCN6806

En el departamento de Sololá, donde nos encontrarmos, y pese a la inmensa cantidad de aguacates que estos días se amontonan en las calles y se cargan en camiones, sólo se produce el 7% (dato de 2003) del total de Guatemala. En Santiago Atitlán se produce el 16% de todo el departamento.

DSCN6843

El mayor productor de aguacates del mundo es México, superando el millón de toneladas anuales. Le siguen EEUU, Chile y Sudáfrica (2004). También España produce y exporta esta fruta (13% del total de exportaciones mundiales). Se cultiva sobre todo en Málaga (principalmente en la comarca de Axarquía) que concentra el 80% de la producción de aguacate de Europa (2002), y el resto básicamente en la costa granadina y en las Islas Canarias. Guatemala sólo produce anualmente unas 60.000 toneladas (los mismos que la provincia de Granada en 2007) e importa unas 3.000 al año casi exclusivamente de México.

DSCN6840

El 97% de las exportaciones de aguacate guatemalteco se dirigen a Honduras y El Salvador (4.000 toneladas), por lo tanto si algo llega a España es mínimo. Lo que sí parece es que nuestro país es uno de los principales importadores de aguacate mexicano.

DSCN6839

Y después de tanto dato, al final, no he respondido a la pregunta.

Fuentes:
Programa de apoyo a los agronegocios. Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación.
Wikipedia
Revista Mercados

martes, 16 de septiembre de 2008

Día de la Independencia

<span class=

Anoche pasaron una y otra vez por debajo de nuestro balcón decenas de niños corriendo y portando banderas y antorchas. Un grupo por cada escuela recorría las calles de Atitlán, siendo recibidos y animados por la gente parada en la calle. Después de cada uno, una comitiva de tuc-tucs y carros hacían sonar sus claxon insistentemente. Cosas como las que pasan en España cuando se gana una Eurocopa, o sea, casi nunca.

<span class=

Y seguramente en algún partido de la, aquí muy seguida, selección española durante ese torneo tuvieron que conocer la canción que una de las bandas tocaba durante el desfile de esta mañana. Puedo prometer y prometo que he escuchado la melodía de "Que viva España". Por lo que me contaba mi compañero J., maestro atiteco, no creo que fueran conscientes de ello.

<span class=

Otra de esas contradicciones que la Historia genera es que la bandera del pueblo es igual que la española. Ya la pudimos ver ondear en todo lo alto de la catedral para las fiestas de Santiago.

<span class=

Hablaba con J. de cómo en España la fiesta nacional, que conmemora justo lo contrario que la guatemalteca, es decir, el "descubrimiento" de América, apenas es celebrada por la gente. Bueno sí, se celebra el día de vacaciones de que disfrutamos y aprovechamos para irnos a la playa, pero poco más. Aquí es diferente. Llevan casi una semana con diferentes actos y desfiles en todo el país, con cierto tono castrense (reminiscencias de una sucesión de muchos gobiernos militares) y, aunque es día festivo, la mayoría de la gente sigue trabajando. Todo funcionaba hoy con más o menos normalidad. Aquí hay playas 100 veces más bellas que las playas del Levante pero igualmente hay 100 veces menos posibilidades de viajar.

<span class=

Es algo que me ronda mucho la cabeza. Qué pocos son los afortunados que conocen su propio país. Cualquier viajero extranjero con un poco de dinero en el bolsillo verá y disfrutará las maravillas de Guatemala, mientras generaciones y generaciones de nativos jamás recorrerán Río Dulce, verán una pirámide de Tikal o se bañaran en una playa del Pacífico o del Caribe. Muchos ni oirán hablar de ellas.

<span class=