sábado, 20 de septiembre de 2008

Medios ¿alternativos?


Tenemos la oportunidad de sintonizar canales alternativos a las cadenas occidentales, concretamente españolas, que, aunque se pueden diferenciar ligeramente en la ideología y en opiniones coyunturales sobre política local, manipulan en la mayoría de las ocasiones igualmente lo que viene de fuera, por acción, omisión o repetición.

Como decía, tenemos oportunidad de ver canales alternativos, opuestos, diferentes, pero curiosamente con el mismo fin: defender al amo.

El caso de Canal 4 (El Enfoque de la Dignidad Sandinista) en la Nicaragua de Ricardo Ortega (2ª parte) es para un capítulo aparte y bastante llamativo, pero es privada y además está vinculada a su familia. Al parecer concentra la mayoría de la publicidad estatal. Los periodistas se refieren al presidente como "compañero" y dedican sus horas de trabajo a atacar e insultar machaconamente a la oposición, a la que desconozco y por ello en absoluto defiendo. Cambiamos de canal.

Telesur prometía bastante y, de hecho, tiene buenos programas como uno de entrevistas dirigido por Jorge Gestoso, además de documentales y reportajes de gran calidad, pero, ¡ay! los informativos. Desde luego que no esconden su ideología, a pesar de tratarse de un canal público y multiestatal, pero, como nos temíamos, también parecen rendir cuentas ante los líderes de los países que pagan sus salarios (Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, Paraguay, Nicaragua y Venezuela).

Esta misma noche en el noticiario han entrevistado a un representante del gobierno venezolano por la polémica expulsión de activistas de Human Right Watch del país, después de un informe en el que se atacan duramente los 10 años de gestión de Hugo Chávez en relación con las libertades cíviles y políticas. Desconozco porqué han invitado a este señor cuando las propias preguntas de la entrevistadora contenían las respuetas, que se limitaba a ratificar. Es cierto que el informe, o lo que ha trascendido a los medios internacionales, no resalta los logros en derechos económicos y sociales (que son también humanos) durante el mandato del controvertido comandante (si es que los ha habido, que ya lo empiezo a dudar) y que ha sido amplificado como no se hace con las cuestiones internas de ningún otro país, pero decir que HRW actúa al servicio de los EEUU, que no denuncia la grave situación de los DDHH en Colombia, provocada en parte por paramilitares afines al gobierno y el ejército, etc, etc... se desmiente tan sólo pinchando en los enlaces.

Qué lío, uno ya no sabe por quién dejarse manipular.

Imagen de N. Casullo, vista en la Zoncera

No hay comentarios: