jueves, 25 de septiembre de 2008

Cerro de Oro y más leyendas de Atitlán

DSCN7009

La lluvia nos ha dado una tregua y, haciendo un pequeño parón en las actividades, hemos podido subir a lomos del elefante tragado por la serpiente: Cerro de Oro. A mitad de la subida podía verse el paisaje de la primera imagen, donde se observa una antigua isla convertida en península. Dicen que el Lago tiene ciclos de 50 años en los que el nivel del agua sube o baja. Aunque, parece ser que lleva ya más de 50 bajando.

DSCN7018

También se dice que cada 52 años (lapso del calendario maya tras el cual se realiza una corrección al mismo, no como el gregoriano que la requiere cada 4) hay una erupción volcánica. Cerro de Oro nació tras una gran erupción hace unos 1500 años y desde su cima pueden contemplarse los tres volcanes, el lago y gran parte de los pueblos que los circundan. El lago llega a tener una profundidad de 900 metros, aunque, dicen, hay un punto al que no se le ha encontrado fondo.

DSCN7054

A lo largo de todo el cerro hay muchas plantaciones de café. Aún el grano no está maduro pero no queda mucho para la temporada de corte, para la cual se moviliza toda la región. La asistencia a muchas escuelas durante los meses de enero y febrero (noviembre y diciembre son los meses de vacaciones escolares) es prácticamente nula. Como nula es la visión desde aquí de la cara y el cuerpo tumbado de Tecún Umán dibujada por la silueta de las montañas. Según cuenta otra leyenda la capa del guerrero se encuentra en el fondo del lago y cuando alguien la intenta coger aparecen misteriosos animales submarinos que la custodian e impiden acercarse a ella.

DSCN7052

Al fondo queda el volcán San Pedro. Para subir al cerro hemos requerido de presencia policial y, tras quedarnos un rato arriba reponiendo fuerzas y contemplando todo lo que nos rodeaba hemos descendido por un sendero equivocado pero que, finalmente, nos ha llevado a un destino conocido. No hemos dado, afortunadamente, con el guardián del cerro que, dicen, es como un gnomo y a quien se encuentra lo deja encantado y desaparece.

DSCN7015

En la actualidad se siguen practicando rituales mayas en diversos lugares del entorno del lago. Uno de ellos es esta piedra, bajo la que, según cuenta la leyenda, se esconde una cueva con una escalera de caracol que pasa por debajo del lago y llega hasta el Quiché. Cuando la taparon comenzaron a ocurrir desgracias a los pobladores de la aldea.

6 comentarios:

JoPo dijo...

gracias por tus palabra

y nada , orgulloso de ke me odien los fascistas y faTXas. porke ahora me estoy "pegando" con un fatxa de izkierdas y vasco. Y ke a gusto me kedo.

por cierto
¡¡ke viajes te pegas!!
eran por curro no?

miquelet dijo...

Impresionantes vistas e impresionante tradición oral.

Salud.

Anónimo dijo...

ANTES DE QUE VUELVAS A ESPAÑA QUERIA DECIRTE QUE MUCHAS GRACIAS POR PUBLICAR TODAS ESTAS NOTICIAS Y EXPERIENCIAS VIVIDAS. LOS QUE LO HEMOS SEGUIDO DESDE ESPAÑA HEMOS APRENDIDO MUCHO Y LO IMPORTANTE ES QUE HA SIDO MUY INTERESANTE.
GRACIAS DE PARTE DE ANGEL (EMIS)

Disal dijo...

Yo también te doy las gracias por habernos narrados muchas experiencias, eres un buen narrador,y haberlas ilustrado con magníficas fotogrsafías.
Hasta pronto. Disal

PROSÓDICA dijo...

Me parece excelente el trabajo que realizas en Guate, como te entregas a este país mío de una forma que hasta a mi me cuesta a veces. Como guatemalteco te lo agradezco de corazón....nos hace falta un poco más de ti en todos, tal vez.

Cerro de Oro....tengo una casa a una bahía y lo he escalado como tú, sólo que sin policías jajaja. Toma media hora o cuarenta minutos subirlo y lo mismo bajarlo. Una vista impresionante.

Te han hablado ya de las escaleras y tipos como de templos que han encontrado en el fondo del lago?. Interesante si alguien puede contártelo.

El lago efectivamente lleva más de 50 años bajando...parece ser que el degrado del planeta en general ha afectado un poco ese cálculo. Dudo que vuelva a subir, pues ni para el Stan ni para este invierno que tenemos ahorita que ha llovido más que para el Stan, ha logrado subir lo suficiente.

Atitlán es parte de mi vida, de mi niñez, de mis buenos momentos, de mis penas....adoro ese lugar y me encanta cuando alguien se enamora de él y le escribe como lo has hecho tú.

Si estás en Santiago, te recomiendo que averigues en qué casa o lugar se encuentra Maximón de momento o en dónde está la cofradía (allí estará maximón) y visites y te ilustres de la experiencia.

Abrazos

agnóstico apático dijo...

jopo, ni es curro ni es placer. Es una cosa a medias.

miquelet, en directo mucho más. Te animo a acercarte con respeto a esta tierra y a esta cultura.

Ángel, ya me informó Charo de que seguíais este sitio. Me alegra y me pone un poco colorado. Gracias por hacer ser parte importante de EMIS.

disal, tendremos tiempo para hablar largo y tendido. Un abrazo.

Gracias prosódica. Llevamos un día de muchas emociones y estas palabras tuyas le ponen la guinda. El Lago tiene mucho encanto, pero las gentes, tras las calamidades, los efectos del conflicto armado y la parálisis que produce la violencia, esconden mucho más. Gracias de nuevo. Un abrazo.