viernes, 18 de julio de 2008

Escuelas y educación

P6110008

Alumnos y alumnas en la escuela Paculán I, Nauhalá, esperando para recibir la refacción diaria.

“La cultura no es un atributo exclusivo de la burguesía. Los llamados “ignorantes” son hombres y mujeres cultos a los que se les ha negado el derecho a expresarse, y por ello son sometidos a vivir en una “cultura del silencio”
Paulo Freire

Esta mañana estuvimos en una escuela de San Lucas Tolimán, reconstruida por EMIS y reinaugurada hace justo un año. Visitamos las instalaciones y nos alegramos del buen estado y de la limpieza de las mismas (procurada por los propios alumnos y alumnas).

Observé a una niña que llevaba de la mano a un niño más pequeño que ella, mirando por la cerradura hacia el interior de una clase. Le pregunté por sus nombres. Ella se llamaba Lesbia y me contó que eran tía y sobrino. También me dijo que no iba a la escuela porque su madre no se lo permitía aunque a ella le gustaría.

Muchas niñas desde muy pequeñas empiezan a cuidar de sus hermanitos o sus sobrinos y no tienen tiempo para asistir a la escuela. A los niños les suele tocar acarrear leña o ayudar en el campo.

Luego, cuando nos disponíamos a marchar, escuché gritos de "¡gringoooo, gringoooo!". Giré la mirada y vi a uno chiquillos asomarse por una puerta entreabierta. Les dije, "no, soy español". Pero ellos insistieron: "gringoooo, good bye, gringoooo!".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Magnifica labor la tuya,tienes toda mi admiración respeto y un poco de envidia sana. Desde Ciudad Real un saludo.

Agnóstico Apático dijo...

¡pero si yo no he hecho nada! lo único que intento hacer es dar a conocer la labor de EMIS a años luz de lo que pueda aportar yo (ya dije que venía a aprender). Aún así, gracias. Un saludo.