martes, 15 de julio de 2008

Q'anil *

Cuando el huracán Stan asoló Centroamérica, EMIS participó activamente en la reconstrucción de 10 escuelas de Santiago Atitlán y algunos otros municipios cercanos. Muchas de ellas habían quedado inutilizables para la práctica docente. Entre otras cosas se instalaron techos termoacústicos que hoy día protegen firmemente a estos establecimientos educativos de las fuertes lluvias que caen en los meses del invierno tropical (mayo a octubre).

Hoy mismo he estado en una de ellas (Panaj) procurando solucionar algunos problemas surgidos en el aula de informática, dotada de ordenadores antiguos donados por el Ministerio de Educación de Guastemala (MINEDUC). He irrumpido en una divertida sesión de paint (pintar y borrar) en la que la maestra se afanaban en introducir a niños de primer grado de primaria en el manejo de las máquinas computadoras y yo intentaba, sentado entre ellos, no distraerme con las continuas gracietas y miradas chispeantes de los pequeños atitecos para culminar mi trabajo de forma rápida.

Las clases en las etapas inferiores del sistema educativo en las comunidades mayahablantes se dan en el idioma local. Aunque en este caso la maestra usaba una mezcla de tzutujil y español , según le convenía más en cada momento, algo muy común en el habla de la gente joven. Los mayores, sobretodo las mujeres, apenas chapurrean nuestro idioma. La inmensa mayoría usa "la lengua", y no "el castilla" para comunicarse, algo que sorprende al que aquí llega por primera vez.

Lo más ambicioso que tiene EMIS en estos momentos entre manos, en colaboración con el MINEDUC, es la construcción de un centro de preprimaria, primaria, básico, bachillerato y oficios y el diseño de su pertinente proyecto educativo en el cantón Panul de Santiago Atitlán. El año pasado fuimos testigos de la puesta de la primera piedra y hoy día, aunque con algo de retraso, se están culminando las obras de un gran edificio que albergará una innovadora estructura organizativa, un aula de informática moderna y una cocina para capacitar a jóvenes en oficios relacionados con la restauración. Jóvenes, todos ellos, en riesgo de exlusión social.

Estos días he tenido la oportunidad de visitarlo y colaborar con el simpático y buen ingeniero (de minas de lápicero como le llama la jefa, ya que realiza las funciones de un arquitecto en España) en el diseño de la instalación eléctrica de la sala de computación.

Algunas fotos del estado de las obras del centro educativo, que se espera sea inaugurado en poco más de un mes:


DSCN5204

DSCN5193

DSCN5190

Esta es la vista desde la ventana de una de las aulas:

DSCN5201

* Q'anil significa semilla del conocimiento en tzutujil.

3 comentarios:

Zinar Ala dijo...

La última foto no refleja que estás en un país pobre y subdesarrollado.
¿será el paraíso guatemálteco?
Hoy vi a Sole y me dijo que está encantada de ver tus crónicas y te lee diariamente.

Adelante paisano.
saludos de La Llanura Manchega.

Fernando Ramos dijo...

En Guatemala se toman bonitas fotos, pero lamentablemente dista mucho de ser el paraíso, o de siquiera parecérsele.

En fin, no soy pesimista, soy guatemalteco.

Agnóstico Apático dijo...

Es que, Zinar, éste no es un país pobre sino lleno de riqueza, aunque a la gente no se le permita acceder a ella.

Un abrazo, amigo y otro a Sole.

fernando ramos, gracias por la visita. Comparto su opinión. Y es una lástima que el turismo que llega a Guatemala se quede sólo con la percepción del paraíso cultural y natural e ignore el resto de cosas que sabemos ocurren.