sábado, 3 de enero de 2009

TICs y cooperación

“Las Nuevas Tecnologías brindan una oportunidad sin
precedentes de que los países en desarrollo salten las
primeras fases del desarrollo. Hay que hacer todo lo
posible para maximizar el acceso de sus pueblos a las
nuevas redes de información”
(K. Annan, 2000, “Informe del milenio”)

En muchos lugares de África se utiliza el teléfono móvil como sistema de pago mediante el traspaso de saldo entre, por ejemplo, el cliente y el panadero. De esta manera se minimiza el riesgo frente a posibles ladrones que conllevaría tener dinero encima. Es un ejemplo que poco tiene que ver con lo que aquí se va a comentar pero que ilustra la idea de que las nuevas tecnologías pueden ser provechosas si son bien utilizadas y adaptadas a las necesidades de los usuarios allá donde se encuentren.


La frase inicial, con la que no puedo estar más de acuerdo, se complementa con este gráfico que visualiza la brecha digital, que no sólo se da en los países empobrecidos, sino también en nuestro querido primer mundo. Y si no lean este análisis, realizado por Olga de La Broma, sobre los diferentes factores que influyen en este nuevo tipo de exlusión (económicos, políticos, lingüísticos, actitudinales, de género...).

O este interesantísimo artículo sobre la competencia digital de Boris Mir en La Mirada pedagógica, donde se dicen cosas tal que ésta:
Que los jóvenes de los países ricos hayan crecido en un entorno en el que las TIC están completamente socializadas, no debería crear falsas expectativas sobre su verdadera competencia digital. Una competencia va asociada a la acción eficaz y eficiente, así que debe significar un empoderamiento real de las personas. Ser experto en el uso de determinados dispositivos o herramientas digitales no es suficiente para considerar a alguien competente digital.
Lo ideal en proyectos de cooperación es la utilización de Software Libre por aquello de las cuatro libertades:
Libertad 0: Poder ejecutar el programa con cualquier propósito
Libertad 1: Poder estudiar y modificar el programa
Libertad 2: Poder copiar, distribuir y difundir el programa
Libertad 3: Poder modificar el programa y publicar los cambios
realizados
Pero las competencias para el acceso, el tiempo para la formación, y la motivación de los beneficiarios pueden obligarnos a poner los pies sobre la tierra y seguir con Windows y Cía, aunque sea de manera gratuita a través de la Fundación Bill Gates.

Siempre existe el riesgo del mantenimiento de los equipos que dependerán de la buena identificación que la ONGD y la contraparte hayan realizado, previendo de manera inexcusable la sostenibilidad del aula. Establecer una normas y un protocolo de uso de las máquinas por parte los propios maestros es fundamental para que se cuide como oro en paño un material con un potencial educativo tremendo.

Y ¿por qué les cuento todo esto? Porque estamos en Guatemala de nuevo ,dispuestos a empezar esta misma tarde un taller intensivo de computación con l@s maestr@s del nuevo Centro de Enseñanza Integral Maya Tzutujil de Santiago Atitlán, fruto de la cooperación entre EMIS, el Mineduc, autoridades locales y las maestras de una pequeña escuela (promotoras del proyecto, que incluso compraron el terreno con dinero de su propio bolsillo). Ya este verano les conté algo.

Gran parte de est@s maestr@s están motivadísimos para trabajar de manera diferente en esta escuela de colores que apuesta por las nuevas tecnologías y métodos de enseñanza-aprendizaje diferentes, con la intención de ser un referente en la educación pública del país. Ya les contaré qué tal...

IMG_1371

La viñeta y algunas ideas las he sacado de un documento de JS Manrique, que impartió el taller "Las nuevas tecnologías como herramientas del cambio social" en el I Foro de la Solidaridad de Castilla-La Mancha.

No hay comentarios: