lunes, 5 de enero de 2009

Determinismo, libre albedrío, defensa twinkie y los desastres de la guerra

En los dos últimos libros que he leído (ambos los llevaba en paralelo y ambos los terminé esta tarde) se toca de refilón un tema que discuto en ocasiones con un compañero de trabajo y que me hace pensar demasiado (ya sabéis que pensando no se llega a ). Se trata de lo que los expertos llaman "Determinismo vs libre albedrío". Veamos lo que se dice en ambos textos:

[...] Un estado refinado de extrañeza, de "autosumisión" de la mente, del cuerpo consciente, de conformismo del individuo, de resignación ante situaciones consideradas fatalmente como inmutables. Es la posición de quien encara los hechos como algo consumado, como algo que sucedió porque tenía que suceder en la forma en que sucedió, es la posición, por eso mismo, de quien entiende y vive la Historia como determinismo y no como posibilidad. Es la posición de quien se asume como fragilidad total ante el todopoderosismo de los hechos que no sólo acontecieron porque tenían que acontecer sino que no pueden ser "reorientados" o alterados. En esta manera mecanicista de comprender la Historia no hay lugar para la decisión humana [...] . La globalización que refuerza el mando de las minorías poderosas y despedaza y pulveriza la presencia impotente de los dependientes, haciéndolos todavía más impotentes, es un destino manifiesto. Frente a ella no hay otra salida más que cada uno baje dócilmente la cabeza agradezca a Dios por continuar vivo. Agradecer a Dios o a la propia globalización.
Siempre rechacé los fatalismos. Prefiero la rebeldía que me confirma como persona y que nunca dejó de probar que el ser humano es mayor que los mecanicismos que lo minimizan"

Paulo Freire. Pedagogía de la autonomía. Siglo XXI Editores.

De filosofía entiendo poco, aunque ahora quizás me sonarán algunos términos tras la lectura de "Platón y un ornitorrinco entran en un bar..." de Thomas Cathcart y Daniel Klein, una obra que a base de chistes y ejemplos de la vida real acercan los grandes pilares del pensamiento filosófico al lector novel en la materia. Ahí se dice los siguiente:
A lo largo de los siglos, se ha vertido mucha tinta filosófica sobre el tema de si el ser humano es libre para decidir o actuar o si nuestras decisiones y acciones vienen determinadas por fuerzas externas: herencia, entorno, historia, destino, Microsoft. [...].
Cuando le preguntaron si creía en el libre albedrío, el novelista del siglo XX Isaac Bashevis Singer respondió, con cierta ironía, "No tengo otra elección". (En realidad, es una postura que algunos filósofos adoptaron con todo descaro: la de que estamos obligados a creer en nuestro libre albedrío pues, de los contrario, no existe base para nuestra creencia en la responsabilidad moral. Si no fuera así, nuestras elecciones morales no estarían en nuestras manos.)
Recientemente, la concepción de que fuerzas psicológicas que escapan a nuestro control determinan nuestra conducta ha erosionado la idea de la responsabilidad moral hasta el punto de que ahora tenemos una "defensa twinkie", en la que el acusado puede aducir que el azúcar del café le llevó a cometer un asesinato. En realidad, es como "el diablo me obligó a hacerlo" disfrazado de motivación psicológica. Negrita
Vamos, que esto de los argumentos de las defensas twinkie son tan absurdos como los de la UE, EEUU e Israel para justificar el terrorismo de Estado.

Y sobre guerras va el recién estrenado blog de Gervasio Sánchez (Los desastres de la guerra), que atiza a la mayoría de intelectuales y periodistas en su primera entrada:
Ante el sufrimiento congoleño, silencio. Ante el sufrimiento palestino, silencio. Ante el sufrimiento afgano, silencio. Ante el sufrimiento somalí, silencio. Si no es moda, contra la guerra, silencio. Contra el dolor, silencio. Contra la venta de armas, silencio. Sólo se escribe sobre lo que se genera desde el poder, apenas sobre algún conflicto mediático y con las palabras políticamente correctas. Siempre evitando que un grito tempestuoso pueda dañar una candidatura literaria, pictórica o cinematográfica.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

http://elhunoatila.blogspot.com/
http://la-voz-liberal-melvin.blogspot.com/

A ver que te inspiran estos...

LUCY dijo...

HAY FORMAS MUY SENCILLAS DE COMUNICARNOS A TRAVES DE LA PALABRA, SIN DAR TANTAS VUELTAS.
DICE J.ANTONIO MARINA.
"la moral es uno de los hilos que trenzan el tapiz de la cultura, "CADA CULTURA TRASMITE UNOS DEBERES Y LO HACE HA TRAVES DE LAS INSTITUCIONES SOCIALIZADORAS..."
"EL MODELO LO PROPORCIONA LA SOCIEDAD, Y EN COMPARACION CON EL RESTO DE LOS MODELOS QUE FORMAN PARTE DE NUESTRO UTILLAJE MENTAL TIENE UNA PECULIARIDAD: NO ES UN MODELO MENTAL PARA USAR, SINO UN MODELO MENTAL PARA REALIZAR".
ETICA PARA NAUFRAGOS. J. ANTONIO MARINA.
ESPERO QUE NOS SIRVA DE REFLESION, ANTE PROCESOS TAN IRRACIONALES COMO LAS CONDUCTAS VIOLENTAS SON JUSTIFICADAS, POR LOS QUE MIRAN DESDE EL OTRO LADO DE LA CALLE Y DEJAN PASAR...LUCY

agnóstico apático dijo...

anónimo, me inspiran poco, más bien nada. Por no decir lo que le induce a mi organismo...

Lucy, interesantes reflexiones. Cuidado con las mayúsculas, que en internet se toman por gritos. Un beso.

carlos buiklece dijo...

Reflexivo. Gracias a Dios q predestino a Einstein a q viniera a la tierra y el luego ideara la teoría de la relatividad