lunes, 5 de abril de 2010

Disculpen las molestias y la ortografía


No me pude resistir y paré, bajé del coche e inmortalicé uno de los varios carteles que contenían esa errata.

No hay comentarios: