domingo, 21 de febrero de 2010

Por aquí van los tiros

Síntesis de mi actividad cyberdominguera:

1.- Disparar a un elefante. Documental de Alberto Arce y Mohammad Rujailah

“(...) Después, cómo no, hubo interminables conversaciones sobre la muerte del elefante. El dueño estaba furioso, pero no era más que un indio y no pudo hacer nada. Además, según la ley, yo había hecho lo correcto, ya que a un elefante loco hay que matarlo como a un perro loco, si su dueño no consigue dominarlo”. George Orwell. “Disparando un Elefante” fue publicado por primera vez en “New Writing”en 1948.

George Orwell definió una manera de ver a Asia, que todavía es válida. “To shoot an elephant” es un relato sobre un testigo presencial en la Franja de Gaza. El 27 de diciembre de 2008, la Operación “Cast lead” (Plomo Fundido) estuvo disparando a elefantes durante 21 días. Imágenes urgentes, insomnes, escalofriantes y sucias de los únicos extranjeros que decidieron y consiguieron permanecer, empotrados en las ambulancias de la Franja de Gaza, al lado de la población civil palestina.

2.- Otro sindicalista asesinado por combatir a Unión Fenosa en Guatemala. FRENA.
Hoy, alrededor de las 6 pm, fue cobardemente asesinado el compañero Octavio Roblero dirigente del FRENA y de la lucha contra Unión Fenosa en el Municipio de Malacatán, Departamento de San Marcos.

3.- Na' vis palestinos en la protesta semanal de Bilin.




Interesante reflexión la de Leo Bassi al respecto en su blog.


4.- La Movilización Global. Breve tratado para atacar la realidad. Santiago López Petit. Traficantes de sueños.




Este libro tiene por objeto una sola cosa: la realidad. Nuestra realidad, esta realidad que coincide con el capitalismo. Decir realidad capitalista es por lo tanto redundante. Hoy la realidad se ha hecho capitalista, y no deja nada afuera. Consideramos esta realidad hecha absoluto, este autodespliegue de la realidad en su necesidad interna, mostrándola tal y como es, y también cómo funciona. Al desvelar esta verdad ganamos numerosos conceptos, especialmente el de movilización global que sirve para describir la globalización neoliberal y que se pone como el verdadero fundamento de la realidad misma. Asimismo se avanzan definiciones nuevas, como la democracia en tanto que articulación del Estado-guerra y del fascismo postmoderno, o la del poder como poder terapéutico. La realidad, no obstante, al separarse de sí en su despliegue, al salir de la tautología, nos muestra también sus puntos débiles. En particular, pone ante nuestros ojos la nueva cuestión social: el malestar.


No hay comentarios: