sábado, 23 de febrero de 2008

Il y a beaucoup d'années

peques4

Seguimos con la serie de fotografías egocéntricas (como no tenemos fotolog) que ya estrenamos con las primeras correrías y semblanzas inéditas de Lackland y Agnóstico Apático y continuamos con many years ago. Hoy cambiamos de idioma pero no de tema. Después de jugar un rato con los cubos y las palas, el compañero Lackland me tiró arena en un ojo. Aún se la tengo guardada, no se crean.

Papá Lackland, muy aficionado a la Historia, en aquellos veranos alicantinos, inventaba historias fantásticas sobre princesas, reyes y caballeros. A cada uno de los niños que por allí nos encontráramos nos asignaba un papel. Que me corrija si me falla la memoria, pero a su hijo siempre le tocaba ser el rey. Le salió el tiro por la culata, porque tanto él como yo salimos republicanos. Aunque no siempre fue así.

Antes de las elecciones del 89, Juan Carlos y Sofía visitaron nuestro pueblo y la ilusión nos invadió, al menos a mí. Fue entonces cuando empecé a coleccionar chapitas. La mercadotecnia funcionaba y a mis jerseys fueron a parar dos chapas: una de Izquierda Unida por aquello de la campaña y otra con el careto de los monarcas. Las llevaba puestas todo el día.

2 comentarios:

Le Mosquito dijo...

Esa arena en los ojos me está escociendo desde aquí. ¡Ayyyyy...!
Lo de las chapas en el jersey no tiene precio, ¡JO, JO, JO...! A más de uno le da un patatús si lo ve hoy en día.

Agnóstico Apático dijo...

en aquella época no me me parecía algo incompatible. Eran dos chapas, con mucho color, muy chulas. Ahora había una que no seguro no me pondría... adivinia cuál... xD.