viernes, 8 de febrero de 2008

La Gata Blondie

La Gata Blondie es una rumbera. Ha sido compañera de piso de El llamado perdido los últimos días. Cada vez que pasaba por su casa me decía "venga agnos, tócate El ventilador del Gato López o Mi Gato de Rosario...". Y ¿cómo me iba negar?.

Ayer me estuvo contando que está preocupada porque sus dueños son guiris y no hablan castellano bien. Viven en Mallorca casi todo el año en una humilde mansión. Dice que ahora, si gana el señor No, se van a poner las cosas difíciles para los extranjeros. Como además no dominan bien las costumbres españolas y tienen un lío con el tema de esos principios y valores, que están en la Constitución y otros muchos en la conciencia social, no sabe muy bien si tendrán que acostumbrarse a la comida rápida, a echar más horas que tiene el día en el trabajo, a tomarse el carajillo por las mañanas o a poner verde al vecino.

4 comentarios:

el llamado perdido dijo...

Blondie (verdadero nombre de la gata) me ha dicho que quiere hacer botellón hoy, se ha enterado de que forma parte de la cultura popular española y quiere empezar a comportarse "como dios manda". La pobre está muy desubicada, ayy Blondie, si yo supiera!

Agnóstico Apático dijo...

corregido queda... y lo del botellón habrá que hacerlo aunque sólo sea por contentarla, que anda la pobre un poco deprimida.

The Black Wizard dijo...

olle que historia... digna de la mancha en la libreta, y la foto ni te digo buenisima,,, los gatos de por si son bastante ariscos, cuando se acercan a alguien es talvez por que sienten mucha confianza, pero no le dejes de tocar sus melodias

Alana dijo...

jajajaja esperemos que no tengan que acostumbrarse a todas esas cosas.. y que la gata pueda seguir en su mansión aprendiendo inglés.