viernes, 22 de febrero de 2008

Fotos olvidadas en la tarjeta miniSD de un teléfono móvil

Esos carteles, objetos o escenas que crees graciosas, click, disparas con el artefacto de bolsillo que nos hace libres y nos esclaviza a partes iguales, guardas y no vuelves a ver. Ya que tienes un blog, publícalas, a ver si a alguien le inspiran. Yo las voy a espirar.

1. Esta fuente, en el centro de una plaza que se encuentra a escasos metros de mi casa, me la encontré una buena noche de esta guisa cuando me dirigía, muy probablemente, al chino a comprar eso que siempre falta a la 1 de la mañana. Un poquito de detergente y zas.

2. Un escudo en Villanueva de los Infantes, un precioso pueblo, que fue en su día capital del Campo de Montiel y foco espiritual de la Mancha. ¿De quién será la calavera?

3. Aquí somos más patriotas que nadie y si hay que ponerle el nombre a una calle de aquella importantísima isla por la que casi nos enzarzamos a hostias con los marroquíes, pues se le pone. Porque ganamos, claro que ganamos.

4. Paseando por Lavapiés, no hace mucho, encontré este bareto con el nombre de mi pueblo. Curioso cuanto menos.


5. La semana pasada atónito quedé al observar este par de zapatillas deportivas en aparente buen estado, descansando de los cables de la luz de una calle céntrica. Seguro que fueron sus compañeros de piso. Debían apestarle los pies a ese tío.


11 comentarios:

EL CHICO GRIS dijo...

Villanueva de los Infantes, que gran pueblo para quedarse tirado a las 3 de la mañana, literalmente, en una cuneta, porque a un colega se le ocurrió que matar a un conejo era la excusa perfecta para dar un volantazo...

Alana dijo...

Lo del mistol en la fuente es un clásico yo he escuchado que la gente queda en una famosa fuente de aquí de Málaga por las noches..

Y los zapatos se vé que es la moda porque hace una semana o así vi dos pares colgados en los cables de una calle, serán de un secta contra los malos olores??

En Jaén hay también otro Valdepeñas :P

Agnóstico Apático dijo...

chico gris, me surge una duda: ¿tu colega quería matar al conejo y por eso dio el volantazo, a ver si lo pillaba bien, o fue esquivándolo? La frase es ambigua pero la primera opción no deja de ser un poco fantasiosa a la par que genial para una anécdota. xD

alana, existe Valdepeñas de Jaén y Valdepeñas de la Sierra (en Guadalajara), pero Valdepeñas-Valdepeñas, sólo ha uno. Permitidme el patridiotismo. xD

Alana dijo...

jejejeje te lo permito, porque a mi me pasa lo mismo con mi pueblo :P

pcbcarp dijo...

¡Coño! al ver la foto de las zapatillas pensé que habías pasado por la puerta de mi casa, que hay unas igual. Pero no, son otras. Se trata de la inveterada costumbre de los joputas del cole de colgarle al enemigo las zapatillas del cable de la luz. Seguro que había un colegio cerca.

Agnóstico Apático dijo...

Pues sí, había un colegio cerca, pero como coño las lanzaron hasta allí. Yo creo que más bien las tiraron desde la ventan de algún piso cercano.

EL CHICO GRIS dijo...

Lo intentó atropellar, no se porqué. Ibamos a las tres de la mañana, todo pedo (pecadillos de juventud), a ver una ermita (o parecido) que hay a las afueras y aquel maldito conejo, enviado del diablo para tentar la suerte, se cruzó en nuestro camino. Entre los 5 que íbamos en el coche eramos incapaces de sacarlo de allí, así que a otro y a mi nos tocó irnos de vuelta al pueblo a buscar al resto de la gente que había ido.

Agnóstico Apático dijo...

increíble

Le Mosquito dijo...

¿Y todo esto con el móvil?
El mío no tiene cámara. Es tan barato que tuve que comprar los botones aparte (de nácar, claro...)
Conozco ese cartelico de Lavapiés, pues viví en la C/ Avemaría durante unos años.

Agnóstico Apático dijo...

bueno, mi móvil es de los que te regalan al cambiar de compañía... y ya casi todos incluyen la camarita.

laflordelmal dijo...

La historia de las zapatillas viene del Bronx. Cuando se mata a uno de la pandilla contraria, se le roban las zapatillas y se cuelgan en el tendido más cercano, marcando el territorio.

En Gaza no lo hacen porque les falta el tendido eléctrico... y las zapatillas, que si no seguro que habría algún espabilao vendiéndolas por centenas.