miércoles, 6 de febrero de 2008

Conversación en el trabajo

AG: Y tú, ¿de dónde eres?
JD: De Linares, pero nací en un pueblecito que se llama Villanueva del Arzobispo.
YO: ¿De qué arzobispo? ¿De Rouco o de Cañizares?
AG: ¡Ya estamos hablando de política¡, ¿eh?...

Acto seguido AG se levanta y se va.

3 comentarios:

Si te dijera que soy de dijo...

jajajaja, suele pasar, yo ya no hablo de política en la calle, ni con conocidos, desfogo en el blog...

Carlos Martinez dijo...

Realmente la politica está por todas partes y es natural que a veces se politice mas de la cuenta. Personalmente que opinen los obispos me parece bién, de hecho siempre lo han hecho. Pero claro, si bajan a la arena, será porque les va la marcha, no vale luego sentirse ofendidos por oír las réplicas.
Que hablen ahora en plan ofendidos de ETA cuando sus cosas con esa gentuza están en las hemerotecas...

http://mishuevos.blogia.com/

Agnóstico Apático dijo...

Me parece sano que se pueda hablar de cualquier cosa con respeto, pero la peña está un poco paranoica, si te dijera. Aunque en este caso el ofendido fue realmente quien identificó a los obispos con la política.

carlos, sí, están en su derecho de expresarse libremente, y, como en este caso, de ser unos cínicos e irresponables.