martes, 29 de septiembre de 2009

Más hambre en Guatemala

Recuerdo a P. cuando dijo hace un año: El impacto de la crisis aún no se nota especialmente. Llegará con retardo, pero llegará a Guatemala.  Lógico por otra parte en un país, como la inmensa mayoría, inmerso en el sistema capitalista global y en el que los derechos sociales y económicos están sujetos a los vaivenes de la bolsa y del precio del petróleo, de los alimentos, etc...

No sé lo que se puede llegar a sentir con hambre, desnutrido y sin esperanza, pero estoy convencido de que no hay nada más justo que acabar cuanto antes con las más masiva de todas las violaciones de los Derechos Humanos. Un comentario irónico que leí ayer decía "lo peor de ser pobre es que te ocupa todo el tiempo". Pero puede ir a peor, como está pasando ahora mismo en Guatemala, donde crece de manera exponencial el número de personas que contra su voluntad son todo el tiempo pobres y además, aunque no sepamos qué se siente, pasan hambre cada hora del día en una tierra donde hay alimentos para tod@s. En un país, curiosamente, gobernado por primera vez desde hace muchas décadas por un presidente socialdemócrata y procedente de una de las antiguas guerrillas. Hay que joderse...

La justicia debería perseguir a aquéllos que provocan y permiten estas situaciones y no meter en la trena a un twittero por pedir que la gente saque dinero y el pisito de un banco.

[...] las tantas Guatemalas en las que habitamos, lo cerca y lo lejos que vivimos de nuestra realidad nacional, los abismos sociales que nos separan, por que tan real es vivir en Jocotán y morirse de hambre como vivir en la capital y asistir a la "feria alimentaria". Nuestro país es la perfecta personificación del posmodernismo trágico. Nuestro país es una tragedia.
No, no es África, ésta es Guatemala (Arte-Sano)


La debilidad institucional del Estado de Guatemala y la forma abusiva y caprichosa con la que se toman muchas decisiones en las altas esferas del gobierno, ha quedado patente con la orden de trasladar al doctor Juan Carlos Rodríguez, quien hasta hace pocos día era el Jefe de Pediatría del Hospital Nicolasa Cruz de Jalapa.
Este médico fue quien dio la voz de alarma acerca de la hambruna que está golpeando a varios municipios de Jalapa, donde la sequía ha venido a agudizar la situación endémica de pobreza en la que vive buena parte de la población de ese departamento.
Despotismo tropical (Dina Fernández)

Lo que hace este caso mucho más alarmante es que Guatemala es lo suficientemente rica para evitarlo. Otros países Latinoamericanos como Bolivia, Perú y Brasil han reducido el hambre infantil. Sin embargo, la incidencia de drástico subdesarrollo corporal –un indicador común de desnutrición crónica- en Guatemala es doble de la de Haití, donde los ingresos per cápita son únicamente una cuarta parte de los de aquella. El subdesarrollo corporal no es genético: un estudio hecho por el Banco Mundial demostró que los mayas en el sur de México son más altos que los del otro lado de la frontera.
Sin fuerza para sonreír (vergüenza nacional). (Hunahpu e Ixbalanque) / A national shame (The Economist)

7 comentarios:

Goathemala dijo...

Guatemala es un país sin Estado, una oligocracia, y sus gobiernos viven en la desvergüenza. A salvar únicamente su pueblo, gente honrada y atrapada.

Sólo así puede entenderse que en semejante vergel la gente pase hambre o que en la capital se compre agua cuando llueve por encima de los 1200 litros por M2.

Saludos.

Pedro Pablo Salvador Hernández dijo...

Hola Alfonso:

http://www.fcmc.es/galeria/Expo_temporal.html

¿Quieres hacer una exposición en la web de FCMC?

Es fácil, mira en http://www.fcmc.es/galeria/solicitud.pdf
Por favor pásame tu teléfono. Y te lo explico

Pedro Pablo Salvador Hernández
Callejón de Menores, 6
45001 Toledo
www.compulsiones.blogspot.com

Pedro Mellado dijo...

Esperemos que el fenómeno de liberación de América Latina llegue pronto a Guatemala.

miquelet dijo...

Esperemos que el hambre haga espabilar a este país y despierte como lo han hecho otros.

Salud.

agnóstico apático dijo...

Goathemala, los gobiernos viven en la desvergüenza y los que deberían echar una mano tienen intereses bien distintos. No sólo la culpa de Guate está en sus gobernantes y su oligarquía. También la responsabilidad es de Europa y EEUU por sus políticas neoliberales y neocoloniales.

Pedro, mil gracias... ya estoy en contacto para exponer pronto.

Pedro y Miquelet, veo difícil que pronto en Guate se produzcan transformaciones sensibles como se están dando en otras regiones. Hoy por hoy no hay nadie que pueda esperanzar al pueblo y dar respuestas reales como nos gustaría.

Cris Guerra dijo...

Y tienen razon tus comentaristas y vos en el ultimo comentario al indicar que no hay quien pueda aglutinar un movimiento de cambio real.

Simplemente no nos atrevemos a dar el siguiente paso (me incluyo por supuesto). Me explico. Hay consignas, hay preocupación, hay en ciertas personas una conciencia de que algo está mal y no es natural sino corregible, pero todo se queda en declaraciones cívicas, llamamientos de la clase alta y media alta para sanear el sistema, o de las clases populares pidiendo cambios pero sin cuestionar la estructura, sin atreverse a politizarse y ser concecuentes... por que al final de cuentas... concecuentes con que?

Saludos, alli volviendote a leer mano, saludos.

agnóstico apático dijo...

Un abrazo Chris, gran analista chapín.