viernes, 8 de agosto de 2008

Sololá

Los sentidos se afilan y se afinan más por cada día que pasa. También la crítica y el constante cuestionamiento de la labor de la cooperación. Aunque esto mejor lo dejamos para otro día.

Es inevitable no tener las emociones a flor de piel cuando se escucha a un maestro reivindicativo y luchador hablar acerca del histórico olvido de la Educación por parte de las autoridades competentes y de la falta de oportunidades de las poblaciones indígenas; o cuando se ve una obra culminada (aunque en nada haya tenido uno que ver) dejando atrás un listado de dificultades imposibles de enumerar en diez entradas como ésta.

Hoy la vista y el oído estuvieron atentos a las vestimentas y los sonidos de la gente y las calles de Sololá, capital del departamento, que empezaba su feria. Acompañaba a la amiga Charo (me regaña si la llamo jefa) a una reunión cuando nos encontramos con el desfile, entre otras cosas.

DSCN5791

DSCN5824

DSCN5822

DSCN5813

DSCN5805

DSCN5804

DSCN5801

DSCN5799

DSCN5796

2 comentarios:

Alicia M dijo...

Unas fotos maravillosas...besos

Agnóstico Apático dijo...

besos para tí. Gracias.