martes, 26 de agosto de 2008

Cobradores críticos (II)

DSCN6173

Nos alejábamos de la orilla lentamente y decidí subir al techo de la embarcación. Allí empecé a hablar con un chaval, pero enseguida apareció el cobrador que me preguntó por la conversación con el señor del sombrero y las gafas. Le dije que pensaba que tenía razón en algunas cosas y le pregunté por su opinión. “Me parece bien que vengan extranjeros aquí, y si vienen a traer educación a la gente me parece excelente. Hay libertad y democracia como para poderlo hacer, pero la gente de fuera ha traído cosas malas en los últimos 25 años a los pueblos de la cuenca del lago”. “Qué cosas malas, ¿drogas?”, le pregunté. “Sí, cocaína y sobre todo marihuana. Ahí en San Pedro, de donde yo soy, hay mucha mucha marihuana. Hay muchos extranjeros del Salvador, de los Estados (Unidos), europeos… y algunos de ellos se dedican a vender, incluso entre las piezas de artesanía que se venden en las calles, meten la droga. Hay algunos que vienen, están 2 ó 3 días y se van, y vienen otros y se van… pero hay otros que viven todo el año y hacen cosas malas.” Insistía: “La educación si me parece necesaria. Me da mucha vergüenza ver a niños vendiendo o pidiendo dinero en el embarcadero todos los días. Muchos de ellos tienen padres con bastante pisto”.

Después me preguntó si se podía llegar a España en carro, si estaba cerca de Bolivia o Brasil. Le hice un cutre mapamundi en mi libreta y se sorprendió de la distancia que había entre los dos países, mientras el chaval con el que había iniciado a hablar miraba con mucha curiosidad. Me preguntó por otros países cercanos a España y le hablé de Francia, Italia, Portugal… Inmediatamente me preguntó porqué en Brasil se hablaba portugués y en el resto de países de América Latina se hablaba el español. Mis conocimientos de historia y mi capacidad de síntesis no son muy allá pero le resumí en un minuto la invasión, conquista y explotación de los nativos americanos a cargo de los españoles del momento. “¡Ahh! ¿y cuántos años o meses estuvieron los españoles por aquí”. Le conté que lo que ahora es Guatemala se independizó en 1821 de la corona española, tras casi 300 años de dominación, pero que entre los no indígenas guatemaltecos había muchos descendientes de españoles. Se reía con esto, quizá porque no me creía del todo. *

* Ojo, que muchos españoles pese a la generalización de la educación desde hace unos cuantos años, no sabrían indicar el continente en el que se encuentran muchos países ni las razones históricas de que se practiquen o hablen tales o cuales costumbres y lenguas. Me incluyo entre ellos.

5 comentarios:

Si te dijera que soy de dijo...

Eso es verdad, a mí me costó saber situar los países unos cuantos años de educación... no te creas que no fastidia...

JoPo dijo...

buen post, muy curioso

Anónimo dijo...

Qué bien escribes, chaval, y qué comentarios tan inteligentes y sencillos haces. Qúe suerte tienen los guatemaltecos y los demás de contar contigo. Gente como tú es lo que hace falta allí y aquí. Besos.
Una cabeza abierta.

Una cabeza abierta dijo...

Qué bien escribes, chaval, y qué comentarios tan inteligentes y sencillos haces. Qúe suerte tienen los guatemaltecos y los demás de contar contigo. Gente como tú es lo que hace falta allí y aquí. Besos.
Una cabeza abierta.

agnóstico apático dijo...

si te dijera... A mi todavía me cuesta ubicar unos cuantos en una región y no veas en su sitio exacto.

jopo, gracias... eso está bien, que sea curioso y despierte curiosidades.



cabeza abierta... no te habrás dado un golpe? Lo digo por tu nick no por lo que dices... ;-). Me ruboriza leer estas cosas. Cuando el color se atenúa me doy cuenta de algo falla. No son ellos si no yo el afortunado. No tengas duda.

Besos pa tí también.