miércoles, 10 de octubre de 2007

Pink Flamingos

Hoy escribimos el tercer post del día y con esto nos despedimos hasta después del fin de semana extendido que nos aguarda a partir de mañana. Y dejamos atrás temas políticos, de los que me suelo arrepentir nada más postearlos, para centrarnos en algo realmente más asqueroso si cabe: la película Pink Flamingos (John Water, 1972).

Fue el amigo Black Wizard quien la ponía en su blog como una de sus favoritas, y empujado por la curiosidad me decidí a descargar-grabar-verla. Dios, qué asco de peli. Mira que aguanto bien la violencia en la ficción, pero se ve que esto de la escatología y las perversiones sexuales no es lo mío. Si alguien se atreve a verla que procure estar en ayunas y que no espere grandes logros técnicos ni interpretativos. Es cutre. Es sórdida. Es asquerosa. Es imprescindible. Imprescindible para conocer el significado real de estos calificativos.

5 comentarios:

LE MOSQUITO dijo...

Ja, ja, ja...
Creo que no es para tanto, Agnóstico. De verdad que hoy en día se venden productos más... más... ¿asquerosos?
Hay que entender la factura y comercialización de esta película en un momento concreto, con unas concretas ganas de respirar aire fresco, aunque, el aire que expele esta cinta, sea fétido, en verdad.
¿Sabes? Tuve la oportunidad de asistir a su estreno, y aún guardo -no sé dónde- una tarjeta de color rosa en la que se suceden una serie de "rasca y huele" circulares. Cada circulito, relacionado con un oloroso momento.
Sí: también está el circulito con olor a pedo.

amandine dijo...

;D

si señor...eso es una crítica cinematográfica...

(oye, esto de la asertividad te ha causado efecto...me mola...)

un besito para gozarlo en el fin de semana.
un sueño de pelis buenas, por favor.

burdon dijo...

Pues ahora no sé que hacer. Había oído hablar de ella, incluso había visto algún fragmento. La trataban de peli de culto o algo así. Pero si la cutrez y lo pedorro es de culto, pues como que tampoco me muero por verla. Gracias por la advertencia. jau.

Agnóstico Apático dijo...

le mosquito, soy consciente de que hay cosas más asquerosas, pero las evito, lo que pasa es que de esta peli me esperaba otra cosa. Aún asi entiendo lo que dices, hay que contextualizarla en su época. Que me vas a decir, si me he tragado y no hace mucho "La matanza caníbal de los garrulos lisérgicos".

amandine, más que una crítica fue el resultado de la necesidad de comentar con alguien las sensaciones que me había producida, porque guardármelas no le hubiera venido bien a mí salud.

burdon, no me haga mucho caso. No me pilló en buen momento y no me esperaba algo así. Atrévete, hombre, atrévete.

LE MOSQUITO dijo...

¡Qué horror!
Al menos esa película deja entrever las intenciones. En el caso de los flamencos rosas y su "seductor" cartel, ciertamente uno puede llevarse sorpresas muy desagradables.