domingo, 29 de noviembre de 2009

De ruidos, tullidos y partidos.

Mientras mi padre, como cada tarde, saca todo el jugo a las naranjas (3 por barba) con un exprimidor que debería prohibirse comercializar en la próxima Ley contra la Contaminación Acústica, mi madre habla a lo lejos (aunque no lo parezca) por teléfono con su hermana:

- Sí.
- ...
- Sí, sí.
- ...
- Sí.
- ...
- Sí, sí, sí.
-...
- Sí.

[...] [Corto por no ser demasiado pesado, pero podría continuar durante líneas (minutos) y líneas (minutos)].

(Por cierto, nunca he sabido si cuando se acumulan paréntesis en una frase se utilizan corchetes. Como en matemáticas. Es que soy de ciencias)

A mi lado, mi abuela se pregunta y me pregunta si este portátil es capaz de contener toda la información del mundo con lo pequeño que es. Y radio, encima tiene radio. ¿Eso lo llevan todos?. Más de una vez me ha dicho que si los ojos le funcionaran correctamente, si las máculas no se le hubieran degenerado hace años, se apuntaría en el Hogar a clases de informática. Su curiosidad es infinita. Tanto que a veces me escucho dándole largas como a un nene machacón.

Al cabo de un rato, la delgada pared que aisla parte de nuestra privacidad de la de los vecinos del B deja atravesar ciertas ondas sonoras y, por tanto, permite que la privacidad se vaya al carajo (esta era la otra parte, que parece ya han corregido en las leyes de ruido). Ondas perfectamente inteligibles pese a ser más propias del sitema límbico que de un aparato fonador y que dicen tal que así:

- ¡¡¡VAMOS, CRISTIANO!!! ¡¡¡VAAAMOOOS!!!... ¡¡AAAAAHHHH!!... ¡¡ MIERDA!!

Pienso: joder, se me ha pasado el comienzo del partido Barça-Madrid. Son las 19.20. No tengo tele de pago pero conozco el enlace de rojadirecta. Ja. Apartemos por un rato a Fantomas. Pues no, resulta que no funcionaba la paginita pirata. O la web estaba saturada o la conexión esta no daba más de sí. Quizás ambas cosas. Volví con Cortázar.

5 comentarios:

nata dijo...

Es al revés, caro agnóstico: Los corchetes se utilizan para introducir paréntesis dentro de enunciados que ya van entre paréntesis.

Mira qué bonico: http://www.slideshare.net/liliatorresfernandez/parntesis-corchetes-guin-guin-largo-diresis

Me encanta tu abuela ;-)

agnóstico apático dijo...

Menudo descubrimiento. Mil gracias. Ya no lo corrijo pero a partir de ahora verás...

Y a mí. ;-)

Anónimo dijo...

cuando hablas de tu abüeLita se me revueLven las lagrimas q m guardo por la mia . . . q maravillosisimas son las abueLas !!!



un bësito

Pedro Mellado dijo...

Debía estar petado el servidor, porque yo pude ver el partido por ahí ;)

agnóstico apático dijo...

gracias chic@s...

otros capítulos con mi abuela:

éste...

y éste.