jueves, 20 de noviembre de 2008

Dios los pille confesados


2 comentarios:

El Atractor Adecuado dijo...

¿Cuánta gente podría comer durante un día con lo que debe costar el bastón que me lleva el de la capucha?

Haría falta más de un diluvio para acabar con la mierda que hay ahora, con toda esta "marrullería" y no solo hispánica.

agnóstico apático dijo...

Y papá Estado sigue dándoles privlegios a los del bastón...