viernes, 18 de enero de 2008

Ley electoral

Se escucha muy frecuentemente decir que los grupúsculos nacionalistas están sobrerrepresentados en el Parlamento. En el gráfico se demuestra que es falso. Lo que no se escucha tanto es que a IU el escaño le cuesta más de 250.000 votos mientras a los dos grandes partidos les sale por unos 65.000.

Encima en Castilla-La Mancha, si bien es cierto que estamos sobrerrepresentados en cuanto al número de escaños por habitante en el Congreso, también lo es que estamos divididos en cinco circunscripciones para algo menos de 2 millones de habitantes al contrario de, por ejemplo, Madrid, donde sólo tienen una para más de 6 millones.

Si la ley electoral fuera justa, habría muchos que dejarían de torturarse con eso del voto útil. ¡¡P**o bipartidismo de listas cerradas!!.

3 comentarios:

le mosquito dijo...

Qué putada, Agnos. Hace ya tiempos que, entre unas y otras artimañas, aliñadas siempre en dos únicas cocinas, y servidas, otras veces, por ayudantes temerosos y complacientes con una de ellas, sólo nos ponen de comer arroz o patatas; a elegir.
Y a quien no nos gusta el arroz o las patatas, o gustándonos, osamos sazonarlas a placer, nos dicen que nones; que o patatas, o arroz, a secas, y eso es lo que hay.
Y de un mosqueo que se me pone el cuerpo como espectador de lo que uno no puede ser intérprete, sino sólo actor, consciente de que el guión es arreglado a gusto de los cocineros, y nunca del comensal...
El bipartidismo es una ensalada aliñada a gusto de dos, y dos son quienes la comen, alternativamente, ante la mirada de quienes nos estamos cansando de patatas y arroz. Un, dos.

Agnóstico Apático dijo...

Ves, si ya suponía yo que no era el único que se mosqueaba con estos temas... También Le Mosquito se mosquea.

La metáfora gastronómica me parece de los más acertada.

He escuchado a tanta gente hablar ya del voto útil que parece que si no hubiera esas trampas electorales ganaría la elecciones algún grupo minoritario. Porque casi todos dicen votar con la nariz tapada... o contra el otro.

Si te dijera que soy de dijo...

¡Cuánta razón tienes!