martes, 22 de enero de 2008

La familia

Camino hacia el lugar donde se imparte el curso de percusión. Cien metros antes de llegar, en la acera de enfrente, observo a una mujer que lleva un cochecito con un bebé. En su trayectoria se ha interpuesto un hombre notablemente ebrio. Parecen conocerse. Él la increpa, la abraza, la empuja. La estampa contra la fachada de una casa. Por la calle en ese momento no circula mucha gente a pie y los pocos que lo hacen y advierten la escena se limitan a mirar desde la lejanía. En ese momento pienso en llamar al 112 (no me viene a la cabeza otro número) pero enseguida caigo en la cuenta de que a una manzana está la comisaría de policía. Acelero la marcha y llego a la puerta donde una policía escucha con poca atención mis palabras atropelladas de denuncia. Me dice que espere, que va a llamar al jefe. Entonces sale un señor con uniforme, bigote y una cara bastante curtida (no sé si en mil batallas). Le repito lo que acabo de ver a escasos metros.

- ¿Y qué quiere que hagamos? Si vamos nos va a decir que no nos metamos en
su vida. Ádemás para que actuáramos tendría que llamarnos ella.

- Pero es que iba completamente borracho y la ha golpeado.

- Ya, entiendo que como buen ciudadano venga a contarnos lo que ha visto, pero no podemos hacer nada. Si no lo denuncia ella, no podemos hacer nada. Gracias.
Me pregunto para qué sirve esto. Tengo la sensación de que si hubiera avisado que había un hombre pegando a otro quizás hubieran actuado. Pero como eran, supuestamente, pareja... no podemos hacer nada. ¿Cómo nos vamos a meter en los asuntos de una familia?. Familia, qué ironía. Ni siquiera La Famiglia de Ettore Escola (que vi ayer) es tan sagrada como para no poder inmiscuirse en un asunto de estas características. Quizás la de Rouco y García-Gasco sí. Porque quieren imponernos una moral en la que el divorcio esté prohibido y estas cosas pasen sin que la mujer pueda escapar del redil.
"La familia es la célula de la sociedad moderna, aunque sea cancerígena desde la Edad de Piedra."

14 comentarios:

EL CHICO GRIS dijo...

Hay polis que dan asco. E iba a acompañarlo de una burrada, pero creo que mejor me la guardo.

Saludos

Carlos Martinez dijo...

Efectivamente, lo suyo sería denunciar a lo funcionarios por gandules ¿pero donde?.
¿En el parlamento de nuestras legislaciones?.
Eficacia. Eso es lo que hace falta, pero en este país no se conoce el significado.
Los obispos si que tienen soluciones: hija mía resignación cristiana y paciencia, sometete al hombre que es el que provee a la "familia". Y reza, reza de la hostia que Dios te lo pagará.

La Cholita dijo...

Yo me pregunto, si todo no esta encubierto de un machismo profundo disfrazado de institución. Da asco!!

Alana dijo...

q impotencia por favor! Q no pueden hacer nada? cuando la mate.. entonces irá a ver qué ha pasado.. Seguramente no podrían tomar medidas si la mujer no denuncia, pero si se hubieran acercado hubieran evitado que la cosa fuera a más, simplemente eso, en vez de mirarse el ombligo que es mucho más fructífero, claro está.

Y de la familia casi mejor ni hablar porque me enervo.. gggggg

Le Mosquito dijo...

Ádemás para que actuáramos tendría que llamarnos ella.

Falso, falso, falso y mil veces falso. Tú denuncia verbal es suficiente para que ellos actúen.

Mierda.

Maria dijo...

¡que verguenza me da esto! Y a pesar de ello me gustaría estar dentro de los zapatos del policia para comprender ¿por qué?

juan rafael dijo...

Aunque sólo fuera para hacerse ver, tenían que ir alli perdiendo el culo, y después ya verían si la mujer denuncia o no.
Para poner multas e ir con la grúa si que están hábiles, si.
saludos.

The Black Wizard dijo...

yo coincido exactamente con "La Cholita", instituciones machistas disfrazadas, malditos policias su función es la prevención del crimen tambien que lastima que no conozcan su trabajo

Ruben Raffa dijo...

Yo a la policia le tengo miedo... perdón en mi país nos dan razones.

Saludos

Le Mosquito dijo...

-Con permiso, Agnóstico. Gracias-

Ruben Raffa
Hola, Rubén:
Yo no creo que tengas que disculparte, en este país también nos dieron muchas... "razones", y aún ocasionalmente se destapan casos en los que la policía sigue repartiendo... "razones".
Tenemos policías civiles y militares, y a los militares se les conoce como civiles, pero, personalmente, Rubén, y aún conociendo a buenas personas en estas policías, no puedo dejar de recordar una pintada que me impactó hace tiempo, y que no creo sea más injusta que la cantidad de palos que muchos llevamos encima. Decía así:

A un civil se le puede militarizar, pero a un militar, no se le puede civilizar

Agnóstico Apático dijo...

chico gris, puedes decir burradas si quieres... no creo que superes las de algunos pitufos.

carlos, se plantea en este caso la eterna pregunta de quién vigila al vigilante. Y sí, la Iglesia tiene soluciones para todo, pero en su mundo ideal que dista bastante del real.

cholita, black, de acuerdo con vos. Machismo institucional.

alana, eso pensé, ¿cuando va a llamar? ¿Cuando esté bajo tierra?.

Le Mosquito, al principio me que´de perplejo e intenté razonar esa respuesta. Ahora me parece completamente irracional.

Tú última frase da que pensar.

Maria, primero gracias por la visita... segundo... está claro... machismo + desidia = impunidad.

juan rafael, no se molestó ni en mirar hacia donde se estaba produciendo la escena, que le costaba bien poco.

ruben raffa, yo miedo no les tengo, pero poca confianza en su labor, sí. Gracias por la visita.

Le Mosquito dijo...

Si te refieres a mi comentario, quizás esté en parte fuera de la propuesta que ofrece esta entrada, pero mucho de racional tiene. Tan simple como que en España la policía dio palizas, y eso es historia razonada y documentada. Tan claro como que, con cierta frecuencia, existen casos de abusos protagonizados por los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, abusos cuyo desenlace se ha saldado con la muerte de personas. No creo que haya que hacer demasiada memoria para recordar algún caso muy reciente.

En cuanto a la frase final, que no es mía, sino leída en una pintada -y más de una vez-, ya anoto que quizás no sea justa, pero refleja un sentir personal y compartido por quienes hemos vivido experiencias que aún sentimos recientes en nuestra vida, que es muy corta.

Ya digo: disculpas si mi comentario está fuera de contexto, pero de ahí a que pudiera ser irracional...

Agnóstico Apático dijo...

no, le mosquito, esa frase viene a cuento, hombre... Me ha gustado y, aunque imagino que no todos sean iguales, comparto que en general a los que tienen el monopolio legal del uso de la fuerza les queda un trecho del camino a la civilización.

Tus comentarios son siempre bien recibidos.

Le Mosquito dijo...

Y hoy mismo se publica caso en Portugalete. Denuncia de un ciudadano por presunto abuso de fuerza y por parte de la policía municipal.
Me consta que existen denuncias tendenciosas y abusivas, pero también me consta que he contemplado y sufrido abusos, y eso, hace dudar, y nos lleva a generalizar.
Muy acertada tu frase "el monopolio legal del uso de la fuerza". Después de mi anterior comentario seguí dándole a la cabeza, y recordé, a cuento de usos y abusos, que aún sigue teniendo más fuerza legal, credibilidad, el testimonio de un "agente del orden" que el de cualquier otro ciudadano. Me suena a anticonstitucional.

Y disculpa por recomentar; no quisiera molestar haciendo de esto una polémica.
Gracias.