jueves, 20 de agosto de 2009

Viaje a Palestina. Prólogo.

DÍA3 JERUSALEM (135)

A vosotros afortunadamente no os tengo que mentir. No os diré con gesto serio que mi visita a "Israel" ha sido por motivos culturales y religiosos. Para conocer Tierra Santa. O incluso, para matarme a bailar en Tel Aviv. No os diré que tan sólo he visitado Jerusalén y Belén. Y que un día fui a darme un chapuzón al Mar Muerto. No tendré que ocultaros que he conocido a palestinos, a muchos de ellos, con el agravante de ser además activistas de diferentes movimientos: mujeres, derechos humanos, refugiados, salud, defensa del agua, presos políticos. Incluso de LGTB.

Desde luego que con vosotros no tengo que comportarme como en cada checkpoint y, sobre todo, como en Ben-Gurión, el aeropuerto "más seguro" del mundo. Donde llevar un símbolo del "enemigo" puede acarrearte problemas, largos interrogatorios, miradas de odio. Donde decir que has estado en Ramala, Jenín o Nablús sin contrariar ninguna ley puede complicarte la existencia, hacerte perder el avión o, mucho más grave, complicársela a aquellos que tan amablemente te han acogido, te han enseñado la cruel realidad a la que ellos y su entorno son sometidos como consecuencia de la ocupación y te han dado una inolvidable lección de dignidad.

Lo que pasa es que todo lo que he anotado en mi libreta y que refleja lo vivido y aprendido, probablemente, en estos momentos se esté dando golpes en una caja con los libros, las kufyyas, los panfletos, las pulseras y demás sospechosos y peligrosos objetos para el Estado de Israel, que mandamos de vuelta a España por un camino menos comprometedor. Cuando esas experiencias en negro sobre blanco lleguen a casa, si es que llegan, me pondré inmediatamente a plasmarlas en este blog. Hasta entonces paz y amor, como reza en árabe la pintada en forma de paloma en el campo de refugiados de Askar (Nablús).

Y si alguien pasa por Albacete este fin de semana, que no se pierda el Sol Mestizo que con el lema Paz Lestina y la actuación, entre otras, de Fanfare Ciocarlia, organiza el grupo local de Amnistía Internacional.

DÍA10 NABLÚS (19)

6 comentarios:

Le Mosquito dijo...

Hasta entonces, pues, Paz y Amor, que buena falta NOS hacen.

David, el fantástico dijo...

Mientras tanto, la memoria puede ser poderosa, ¿no? Mi cuaderno, el tesoro más precioso, vino conmigo en la mochila, en la que se me olvidaron chapas y pegatinas... Je je.

El fantástico y su primo David estarán atentos a seguir un viaje que les sonará, pero les parecerá diferente, visto por otros ojos.

Hale, a darle a la difusión.

Un abrazo

Iza dijo...

cuenta, mi héroe, cuenta más

agnóstico apático dijo...

le Mosquito, paz y amor sí, pero siempre con respecto y dignidad.

David, lo he intentado pero prefiero esperarme. El lunes ya tendré en mi poder la libreta para seguir con la crónica desfasada de Palestina.

Dos abrazos.

agnóstico apático dijo...

iza, ¿mi héroe?... Uuuu... cuánto sarcasmo...

Iza dijo...

no, no, en serio

en serio