domingo, 23 de agosto de 2009

Sol Mestizo - Paz Lestina

Entre concierto y concierto (Fanfaria Ciocarlia, Tony Allen, Eskorzo, Unidos por el flow...) veíamos en la pantalla ubicada tras el escenario fragmentos de documentales como éste de Docu Manía (con ver un par de minutos es suficiente para hacerse una idea), en el que se presentan diferentes situaciones reales en los checkpoints de Palestina. Checkpoints que limitan la libertad de movimiento, no sólo entre ésta e Israel, sino dentro de los propios Territorios Ocupados. Pasar o no pasar es una cuestión de suerte en muchas ocasiones. Las leyes se improvisan y las dicta el militar ocupante de turno.

Uno de los más atroces, muestra evidente de este castigo colectivo, está entre Belén y Jerusalem, distanciadas 8 km y por el maldito muro. Allí cada mañana se forman largas colas de trabajadores que para llegar a las 8 y media a su puesto en la fábrica, en la oficina o en la obra israelí han de comenzar a someterse a la humillación que suponen esos pasadizos metálicos, cacheos, interrogatorios, etc... a las 3 ó 4 de la mañana. Vean:


Este año, dentro del festival, se ha celebrado el II Certamen Literario, que tenía como tema único la demolición de casas palestinas. Alrededor de 10.000 se han demolido en los últimos 9 años, por dar un dato. Aunque han sido muchas más a lo largo de los últimos 40 años. Entraremos en la razones que esgrimen la instituciones israelíes cuando os hable de nuestro encuentro con Itamar Shapira, del ICAHD (Israeli Committee Against House Domolitions) en Jerusalem. Pero para eso esperaré a que llegue nuestro paquete enviado desde Nablús por DHL. En el acto del certamen en cuestión pudimos escuchar la conferencia de Majed Mohammed Abdelkader Dibsi, de la Asociación Hispano Palestina "Jerusalén". Hizo una descripción de los derechos humanos violados sistemáticamente por Israel en los TTOO y Jerusalén Este e insisitió en la necesidad de una paz con dignidad, a través del cumplimiento de las normas internacionales y el respeto a los DDHH. Aquí se pueden leer los relatos ganadores y finalistas.

Menudo curro se pegó la amiga Silvia y el resto de organizadores y voluntarios de Amnistía Internacional para que las cosas salieran así de bien. Que no se acabe el Sol Mestizo. La calurosa y seca Mancha está necesitada de este tipo de refrescantes eventos.

3 comentarios:

miquelet dijo...

Si ya oprime el corazón ver un día en el checkpoint, ¿Cómo tiene que ser aguantar lo mismo durante todos los días?
Enhorabuena por todas las actividades que estáis llevando a cabo.

Salud.

Heli dijo...

A lo mejor la imagen de la cabecera es un poquito demasiado ancha. :S

agnóstico apático dijo...

miquelet, los enhorabuenas se los traslado a lso compas de Albacete que son los que se han currado el festival. Al respecto de tu pregunta: aguantar los checkpoints, la falta de agua, la discriminación, etc... a diario es inhumano y causa grandes problemas psicológicos en la población.

Heli, te hice caso.