viernes, 11 de abril de 2008

Papelera de reciclaje

De: Contribuyentes

Para: Obispo de Ciudad Real

Asunto: Todo por la pasta

La Iglesia católica condena la homosexualidad. Ser católico no es obligatorio, pero ¿se puede ser católico a la carta? ¿Se puede exigir en los tribunales que la Iglesia católica ordene a mujeres sacerdotes o admita en una Hermandad a una mujer casada con otra mujer? Es una organización privada y, como tal, habría que quitarle toda financiación pública, ventajas fiscales y presencia en las escuelas. Sin duda, pero ¿se les puede obligar a cambiar sus normas? La respuesta es: sí, mientras les sigamos pagando nosotros. Si quieren cobrar, tendrán que adaptarse. RAFAEL REIG

Si alguien no sabe a qué nos referimos... pásese por aquí.

(...qué vago estoy últimamente para escribir algo medianamente original...)

4 comentarios:

Carlos Martinez dijo...

El problema de la jerarquia eclesiastica es solo sexual.
Dos del mismo sexo que se besen es pecao, pero que roben no tanto, si una parte es para....ellos.
Que se maten en cualquier guerra no digamos, sobre todo si se la pueden aplicar como cruzada.
Pero de casarse nada.
Cualquier cura al no tener voto de castidad se puede desahogar como sea, porque la culpa siempre es del diablo vestido de maciza o nene buenorro.
Los pobres que se jodan, que seguro que son comunistas.
Y cosas así....
En fin, que lo de amarse los unos a los otros no es creible.

http://mishuevos.blogia.com/

Zinar Ala dijo...

Hay que boicotear todas las iglesias que se oponen al matrimonio homosexual, y propongo construir una iglesia que acoja la gente sin fijar en su orientación sexual.
Y que esté regida por obisp@s y monja@s y que pertenezca a su santidad La Madre Teresa.

Aleluya, aleluya, aleluya, aleluya.

burdon dijo...

Me parece acertadísimo lo que cuenta el señor Reig. Si la iglesia se toma la licencia de decir esto sí, esto no, esto si vale o esto no, tiene todo su derecho si es una organización privada, pero que tampoco espere que financien esta empresa, porque es una empresa, con fondos públicos, y menos con contribuyentes a los que excluyen por su condición sexual.

He dicho.

Agnóstico Apático dijo...

no puedo estar mas de acuerdo con cada uno de Vds, entendiendo el boicot de Zinar como la no subvencion de organizaciones que se opongan a los derechos fundamentales de los ciudadanos...

Gracias, burdon, zinar, carlos