lunes, 26 de noviembre de 2007

Como los sordos

Este fin de semana de nuevo curso. Sobre Eduación para el Desarrollo. Concretamente hemos trabajado con un material creado por la Fundación Paz y Solidaridad de CCOO denominado Anversos, del que hace no mucho hablé con entusiasmo.

Se nos propuso en la última jornada idear una situación en la que los personajes Paulo, Lila y Tito tuvieran que enfrentarse al concepto de homofobia. En el proceso de búsqueda de recursos en internet para luego ser utilizados en diferentes dinámicas encontré este vídeo.

Hay que tener compasión por los homosexuales como por los sordos. Hay que darles cariño pero no puede decirse que sean normales. No lo digo yo. Algo parecido lo dice ella:

Y el que intenta rebatirla, bueno, más bien quien le dice que la que no es normal es ella es el realizador Mikel Clemente , al que conocí este verano en un bar bilbaíno y que está ultimando el nuevo trabajo videográfico de Siniestro Total, titulado Que parezca un accidente.

Si alguien tiene interés en curar su homosexualidad que consulte con la Dra. López Schilchting... o con la ya por todos conocida psicóloga especializada en neurociencia.

2 comentarios:

laflordelmal dijo...

¿Esta mujer tiene curas para caracteres del desarrollo de la personalidad y no para el VIH? Pues vaya mierda, yo quiero que no me guste el caviar, el vino o el tabaco, ¡que (sobre todo este último) están jodiendo viva a mi cartera!

Alana dijo...

Pff q mentalidad pordios! Lo de ella si que no es normal.. q tan jovencica siga pensando así, es deprimente.