lunes, 25 de junio de 2007

¿Te apetece un café? (II)

"La historia de un grano de azúcar (en este caso podría ser café) es toda una lección de economía, de política y también de moral" (Augusto Cochin)

Parece una buena noticia, un paso adelante para hacer en los mercados internacionales, sobre todo en lo que respecta a las relaciones Norte-Sur, algo de justicia. Ayer el Gobierno de Etiopía llegó a un acuerdo con la multinacional cafetera norteamericana Starbucks (tras 3 años de negociaciones, eso sí) para que sea este país quien tenga los derechos de comercialización y uso de la cotizada variedad de café 'Sidamo', además de la 'Harar' y 'Yirgacheffe'.

Datos impactantes que podrían extrapolarse a todo el tercer mundo:

La compañía Starbucks, a la que muchos acusan de ejercer un monopolio ilegal, vende el kilo de café etíope de calidad superior a veinte euros en Estados Unidos, pero hasta ahora pagaba sólo 65 centavos de euro por cada kilo de café etíope que compraba.

Hasta hace poco las iniciativas de Etiopía para penetrar en el mercado internacional, principalmente el de Estados Unidos, como productor y exportador independiente, han sido paralizadas por la Asociación Nacional Americana del Café.

En 2006 la producción total de café en Etiopía superó 150 mil toneladas. El precio final fue de apenas 350 millones de euros, y cuando concluyó el reparto, los productores se marcharon a casa con 300 euros para todo el año.

Los productores del sur acuden desunidos al mercado mundial. Los compradores del norte imponen precios de monopolio. Desde que en 1989 murió la Organización Internacional del Café y se acabó el sistema de cuotas de producción, el precio del café anda por los suelos. En estos últimos tiempos, peor que nunca: en América Central, quien siembra café cosecha hambre. Pero no se ha rebajado ni un poquito, que yo sepa, lo que uno paga por beberlo. (Paradojas, Eduardo Galeano)

La Organización Oxfam International consiguió reunir más de 90.000 firmas ejerciendo de lobby en esta 'guerra" del café en favor de los agricultores etíopes.

¿Te apetece un café? (I)

Fuentes: Cadena Ser y El Universal. Foto: http://www.maketradefair.com

6 comentarios:

Jenipher dijo...

Ay... bueno, no hay mucho qué decir... me dio tristeza...

La verdad es que yo no tomo CaFé, pero de todos modo sme sentí como con na espina dentro...



besos de chocolate...

juan rafael dijo...

Sí, lo de siempre.
Va bien ver el documental "La pesadilla de Darwin", es sobre la pesca de la perca del Nilo, pero se puede extrapolar a cualquier otra situación. "Por 25 pesetas, por ejemplo, el café en Etiopía. Un, dos, tres, responda otra vez".

Agnóstico Apático dijo...

Juan Rafael: El café en Etiopía, (musiquita...)
El café en Guatemala...
El caucho en Brasil...
Los cachuetes de mozambique...

Jenipher, gracias por esos besos. Creo necesario sentir esa espina.

el llamado perdido dijo...

imagino que el comercio justo y los establecimientos que lo apoyan es la mejor opción para combatir esta situación deplorable.

Genius Milenius dijo...

Sir Walter y yo fuimos juntos un día a hacer la compra y pillamos café solidario de intermón en el mercadona de abajo de la cueva, luego hicimos el café y sabía a mierda. Un claro ejemplo de comercio justo, nossotros pagamos una mierda por el café y a cambio nos tomamos un café de mierda

Agnóstico Apático dijo...

No tomo café, así que no te puedo decir nada Genius, pero está claro que si no es de esa manera, algo parecido hay que inventar para hacer justicia. A que sí, perdido?