lunes, 3 de enero de 2011

Escépticos

Ser escéptico implica dudar. Pero no todas las dudas son razonables. No es lo mismo dudar de la existencia de un dios o de que el agua tiene memoria que de la existencia de Nueva York o de que el hombre llegó a la Luna. El primero es el escepticismo científico. Lo segundo es falta de información o hacerse pajas mentales. Para la comunidad científica, sin excepción alguna, estas dos últimas cuestiones son ciertas, aunque parezca que la primera es un poco más cierta que la segunda debido al empeño de algunos y a la falta de rigor de otros a la hora de publicar y extender bulos al respecto. Es frecuente encontrar en nuestra sociedad a personas que caminan hacia la suspensión del juicio y hacia la paz del alma (no creo en nada y no entro en conflicto con nadie).

Si a alguien le quedaba alguna duda sobre el viaje de Armstrong, Aldrin y Collins le recomiendo que visione el primer capítulo de Escépticos, un programa de la televisión vasca (ETB2) en el que, de manera exquisitamente didáctica, se pretenden combatir las pseudociencias y desmontar conspiranoias como la lunar. Televisión de alta calidad al alcance de todos gracias a internet.


Mi mesa cojea. Blog de José A. Pérez: creador, director y guionista.
Magonia. Blog de Luis Alfonso Gámez: presentador y periodista científico.

2 comentarios:

El Atractor Adecuado dijo...

Me encanta este documental/programa...

A mi parecer, el escepticismo es un arma de doble filo: por un lado es el recurso que tenemos para dudar con la intención de avanzar, demostrar, mejorar las hipotesis de las que disponemos...por otro, es un muro duro y terco que utilizan aquellos que lejos de querer entender, no quieren creer.

Buen post Agnóstico.

laperrayeyé dijo...

Estupendo post! sumando escépticos y creciendo..!!