domingo, 25 de mayo de 2008

En Colombia hay negros

Con motivo de la charla sobre las comunidades afrodescendientes del pasado viernes me pidieron realizar un pequeño video con imágenes del Pacífico colombiano. Poblaciones como Buenaventura, acostadas sobre la desembocadura de ríos y enfrentadas al mar, son las que se reflejan en esta sucesión de impresionantes imágenes. Hay más de 10 millones de afrodescendientes en el país sudamericano, aunque son casi invisibles a ojos de sus mismos compatriotas y gobernantes.

El encuentro con Consuelo Cruz y Willington Cuero fue emotivo y políticamente incorrecto (No había a quien temer puesto que los medios se conformaron con hacer la foto inicial. Para qué más...). Aún así, después de escuchar a una representante del partido en el gobierno hablar sin tapujos sobre el conflicto colombiano, particularmente acerca del sufrimiento de las poblaciones indígenas, campesinas y negras a manos del paramilitarismo, guerrilla y ejército me pregunto cuándo coño el gobierno alzará la voz ante Uribe y cuándo los medios del grupo Prisa dejarán de manipular la información que nos llega de Colombia.



PROCESO DE LAS COMUNIDADES NEGRAS
AFROAMÉRICA XXI

3 comentarios:

The Black Wizard dijo...

sobre todo invisibles para los gobernantes que los tienen y los han mantenido en el olvido

Agnóstico Apático dijo...

sobre todo invisibles para sus gobernantes y objetos de manipulación, engaño y opresión por todos: narcos, guerrilla y paramilitares. Saludos black

carlos martinez dijo...

Coño, a ver si ahora va aresultar que el mestizaje es nuevo en casi toda américa. Precisamente de lo que mas orgulloso se puede estar van ahora a descubrir que es novedad...
Y diga lo que diga Prisa o quien sea, se sabe que el malo de esta realidad es el que lleva la escopeta siempre. El terrorista en toda tierra de garbanzos es el que usa armas para matar para ser mas. Me dá igual como se llame su ejercito o su guerrilla o su paraguerrilla.
Lo mismo que sabemos todos quienes pagan siempre el pato, los que van descalzos y caras de hambre.